viernes, 7 de febrero de 2014

Olvidan a Elba Esther en reunión anual del SNTE

Tlalnepantla, México.- El nombre de la maestra Elba Esther Gordillo Morales no fue mencionado ni una vez. Hace un año, en el mismo escenario, la profesora fue la oradora principal e incluso dictó su epitafio: “Aquí yace una guerrera y como guerrera murió”.
Más de cinco mil maestros asistieron a la 37 Reunión de la Unidad de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), efectuada en el auditorio sindical de la colonia Los Reyes Iztacala, Tlalnepantla.
Hace un año, en el mismo lugar, Elba Esther emitió su último discurso público como dirigente del SNTE antes de ser detenida, el 26 de febrero del mismo año.
Ese día, el miércoles 6 de febrero del 2013, Gordillo Morales aseguró que “si Elba se va hay otros que pueden dar la pelea y el SNTE no se cae”.
Afirmó que “me voy cuando los maestros lo pidan, las amenazas no me quitan”. Y sugirió: “Quiero morir con un epitafio, ‘aquí yace una guerrera y como guerrera murió’”.
Dijo entonces: “No es la reforma del presidente Peña Nieto, es la reforma de una mesa de negociación, donde un presidente tiene que negociar con otros actores. Por eso debemos estar alertas y claros de que no nos confunda nadie”, en alusión a la reforma educativa.
La 37 Reunión de la Unidad de la Sección 36 del SNTE, que agrupa a profesores del Valle de México,  se realiza el 6 de febrero de cada año, un día después del cumpleaños de la profesora Elba Esther Gordillo, que es el 5 de febrero. Hace un año los profesores cantaron las mañanitas a la maestra.
La 37 Reunión de la Unidad fue encabezada por Luis Alfredo Valles Mendoza, integrante del Colegiado de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, y representante del dirigente nacional, Juan Díaz de la Torre, y Héctor Cristóbal Ánimas Vargas, dirigente de la Sección 36. El gobernador Eruviel Ávila Villegas atestiguó nuevamente el acto.
Los tres citados fueron oradores y ninguno pronunció el nombre de la profesora Elba Esther Gordillo Morales.
 
El Universal

No hay comentarios.: