sábado, 29 de noviembre de 2014

Se quedó chiflando en la loma Rosendo Pelayo

San Andrés Tuxtla, Ver.- Se quedó chiflando en la loma el alcalde de San Andrés Tuxtla, Manuel Rosendo Pelayo, a quien el Congreso del Estado no le aceptó su solicitud de obtener un préstamo por 220 millones de pesos para realizar obras “prioritarias”, aunque sus paisanos aseguran que sólo serían de “relumbrón”, como la presunta modernización del sistema de alumbrado público, rehabilitación y ampliación del Bulevar 5 de Febrero a cuatro carriles, y la construcción del Centro Deportivo Municipal.
Y como dicen que ya ni llorar es bueno, Rosendo Pelayo sólo acertó a decir que “mis respetos para el Poder Legislativo” que no aceptó su propuesta a un mes de concluir este año. Rosendo Pelayo ha hecho cuentas alegres y dice que el préstamo se prevé cubrir en 15 años, pero asegura que en los próximos tres años de su administración, que concluirá en 2017, se pagaría el 50 por ciento, dejando a las futuras administraciones el resto de las obligaciones financieras. Como no es la primera vez que un alcalde deja embarcadas a futuras administraciones, los legisladores actuaron con congruencia y le dieron a conocer la negativa al singular alcalde que no tuvo más remedio que apechugar.

Gobernantes.com

No hay comentarios.: