sábado, 29 de noviembre de 2014

Reality mexiquense

PÉSIMA PLANEACIÓN DE GOBIERNO ESTATAL

Con el cierre del carril confinado de la línea 2 por donde va a circular el Méxibús del fraccionamiento de las Américas a Lechería, la vialidad José López Portillo quedó reducida a sólo dos carriles para la circulación de miles de automóviles, lo cual afecta a miles de pobladores de los municipios de Tultitlán, Coacalco y Ecatepec.
Durante las 24 horas del día se registra un intenso caos vial en los 12 kilómetros, al ser la única arteria que comunica a la zona norte con el oriente del Estado de México.
La pésima planeación del gobierno del Estado de México en las obras de equipamiento de la línea del Mexibús ha ocasionado lentitud en el desplazamiento de vehículos particulares, servicio público de pasajeros y transporte de carga.
Esta vialidad no sólo la usan los habitantes para salir y entrar a los municipios de Tultitlán, Coacalco y Ecatepec, sino también la cruzan millones de transportistas y particulares para llegar del norte al oriente del estado de México y viceversa.
Las autoridades del Estado de México prometieron sacar de esta vialidad al transporte público de pasajeros, pero ya confinaron el carril y el transporte público sigue circulando por esta arteria.
Aunque aún no circula el Mexibús, el carril confinado ya no lo puede usar el transporte privado. Asimismo, el carril lateral sólo sirve de estacionamiento a vehículos que paran frente a locales comerciales asentados sobre toda la vialidad.

No hay comentarios.: