jueves, 19 de marzo de 2015

"Quien siembra vientos, cosecha tempestades", a la medida de Jesús Sánchez Isidoro

Valle de Chalco, Méx.- Ni duda cabe, que los dichos o refranes tienen algo de cierto..."Quien  siembra vientos, cosecha tempestades", dicho a la medida del alcalde con Licencia Jesús Sánchez Isidoro, quien camina como "blanca paloma y sonrisa hipócrita por calles del XXVII Distrito local, integrado por municipios asentados en la región de los volcanes, desde Amecameca hasta Valle de Chalco Solidaridad.
Pues cuando Sánchez Isidoro, hizo acto de presencia en la colonia Covadonga perteneciente a  Chalco, para anunciar a vecinos que ya es candidato a diputado local abanderado por el PRD, de inmediato los vecinos le reprocharon su mal comportamiento como gobernante municipal en Valle de Chalco, y  lo echaron del lugar a pedradas.
Sánchez Isidoro y acompañantes tuvieron que emprender la graciosa huída, por la furia de un pueblo que se siente defraudado por un falso, hipócrita, traidor y explotador, de gente que un día con su voto lo llevo a ocupar  la Presidencia Municipal, que abandonó para tratar de refugiarse en una legislatura local, eso si el voto lo favorece, y tal vez logre su objetivo, por la grande la fortuna que acumuló como Presidente Municipal al explotar sin misericordia a empleados que les designó salario menor al mínimo, imagine pagar a gente que durante su campaña, lo apoyaron para llegar a Presidente Municipal, tuvo el descaro de designarles 800 pesos de salario quincenal, en tanto sus parientes y amigos que son muchos incrustados en su “gobierno municipal” ganan mil pesos por jornada de trabajo. Que mala jugada de utilizar al jodido para luego joderlo más, otra de sus malas jugadas a la economía del pueblo Vallechalquense, es el haberse amafiado con Juan Manuel Arellano Carreón, sedicente arquitecto, Director de Obras Públicas Municipales, apodado “Súper ratón”, quien a complacencia de Sánchez Isidoro presumió contar con varias empresas para realizar trabajos de infraestructura en todo el municipio Vallechalquense, resulta que algunas de estas “constructoras” son fantasmas, entre esta la llamada “JIMÉNEZ HERNÁNDEZ Y ASOCIADOS”,  representada por Mario Jiménez Hernández,  hijo de Mario Jiménez, Cordinador de Comunicación Social de la Administración Municipal propiedad de Jesús Sánchez Isidoro.
Ni duda cabe que estas artimañas, seguro le dejaron muchos millones de pesos a Jesús Sánchez Isidoro y su socio “Súper ratón” Juan Manuel Arellano Carreón, esta pareja de sucios y sus secuaces deben ser llamados a rendir cuentas ante la instancia correspondiente, tomando en cuenta que el repudio de los Vallechalquenses no es suficiente para Jesús Sánchez Isidoro, quien seguramente logrará su objetivo, ser diputado local por el XXVII Distrito, tomando en cuenta que el electorado de municipios de la zona de volcanes desconocen que en realidad Jesús Sánchez Isidoro es un auténtico explotador de una sociedad considerada en estado vulnerable…eso de haber pagado a sus empleados 800 pesos de sueldo quincenal es como ser “hijo de probeta”.

Periódico Eclipse

No hay comentarios.: