viernes, 1 de mayo de 2015

La parte más vulnerable del tejido social en México

Ciudad de México.- Pasó el Día del Niño, y el sabor de boca que ha dejado ese “festejo” no es del todo satisfactorio, sobre todo cuando se sabe que, actualmente, niñas y niños son discriminados por su condición de edad, y que su espacio social se ha visto reducido al ámbito de la propiedad familiar donde se les invisibiliza, se le determinan el ejercicio de sus derechos, y se justifica todo tipo de castigos como medio de educación e incluso, se les obliga a laborar.
Es lamentable que en México haya, de los 40.2 millones que conforman la población infantil, haya 6 millones de niños, niñas y jóvenes de entre 3 y 7 años que no acuden a la escuela, y que de los 6.6 millones de hablantes de una lengua indígena, 15.8 por ciento de 3 años y más no habla español, de ellos, el 61 por ciento son mujeres y 38.3 hombres.
El porcentaje de niños con discapacidad en relación a la población infantil es de 1.6 por ciento, mientras que 6 de cada 100 habitantes de 5 años y más hablan alguna lengua indígena. Las que más hablantes tienen son náhuatl, maya y lenguas mixtecas.
La Constitución del País establece en su artículo cuarto que “los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral, y que ese principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez. Para el Conapred, el derecho a la no discriminación es la base para garantizar una educación inclusiva, así como la llave para el acceso real a otros derechos humanos.
El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha reiterado que la discriminación de la que son víctimas las niñas y los niños con discapacidad puede afectar su salud y su aprendizaje, limitar sus oportunidades de participar y hacerlos más vulnerables a la violencia, el maltrato y la explotación.
En fin, nuestros niños, el futuro de México, siguen siendo la parte más vulnerable del tejido social, y los gobiernos siguen haciendo muy poco para corregir esas fallas.

Gobernantes.com

No hay comentarios.: