viernes, 1 de mayo de 2015

Mayoría de edad, requisito para contraer matrimonio: Diputados

Ciudad de México.- El Pleno camaral avaló con 361 votos a favor, 11 en contra y cero abstenciones, el dictamen que modifica diversas disposiciones del Código Civil Federal a fin de incrementar la edad mínima para contraer matrimonio, en ambos caso, a la mayoría de edad.
El documento enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, establece que al momento de contraer matrimonio, los cónyuges asumen el compromiso de compartir un proyecto de vida en común, fundar un hogar, proveerse ayuda mutua, procurarse afecto y cuidado.
También, menciona que el escrito de solicitud para contraer matrimonio deberá ser acompañado del acta de nacimiento y una identificación oficial vigente de los contrayentes, que acredite su mayoría de edad, y que son impedimentos para dicha acción, la amenaza, la coerción y la violencia.
El matrimonio entre menores de edad viola los derechos humanos, independientemente de si la persona involucrada es un niño o una niña, pues estos se separan de la familia, amigos y de actividades comunitarias acorde a su edad.
Los 18 años de edad no constituyen garantía absoluta de éxito matrimonial, pero permite presuponer una mayor madurez de la pareja para afrontar la vida común, toda vez que se ha demostrado que los matrimonios de adolescentes frecuentemente terminan en el abandono de uno de ellos o en el divorcio.
Al fundamentar, el diputado Víctor Emanuel Díaz Palacios (PRI) destacó que el matrimonio infantil constituye un grave problema a nivel mundial, va en contra de los derechos de los niños y las niñas que deciden por ellos, o a través de una moneda de cambio para mejorar la economía de sus papás, vivir con una pareja y cuidar a los niños teniendo sólo 16 años o menos edad.
En México, puntualizó, las cifras son alarmantes. En el informe “Todos los niños y las niñas cuentan” que presentó el 30 de enero de 2014, el UNICEF determinó que casi un cuarto de las infantes mexicanas cumplen la mayoría de edad tras haber contraído matrimonio, tener hijos o una pareja.
Una alta proporción de niñas se encuentran actualmente casadas, embarazadas o cuidando a sus hijos en lugar de disfrutar su niñez, juventud, gozando de salud y un sano esparcimiento, pero sobre todo preparándose para un futuro, añadió.
Se pronunció a favor de que el matrimonio sea producto de una decisión personal que se asume con plena conciencia entre personas adultas y sin la intervención de terceras. La Constitución establece el derecho pleno de ejercer preferencias sexuales, prohíbe todo tipo de discriminación y exige al Estado velar por el interés superior de la niñez. No obstante, el Código Civil Federal mantiene una serie de disposiciones contrarias que deben ser erradicadas, finalizó.

No hay comentarios.: