miércoles, 29 de julio de 2015

Ruleta Tuxtleca

Por: Ángel Bravo Martínez
De qué tamaño es tu miedo Chendo Pelayo?
¡¡Bajo vigilancia la casa del pueblo!!
Está comprobado que la administración pública municipal de San Andrés Tuxtla representa un botín económico del alcalde Manuel Rosendo Pelayo.
Centralizó el poder y cree que la casa del pueblo es su empresa, se siente empresario y en tal sentido actúa como empresario.
En forma por demás aberrante  la noche del pasado jueves 16 de julio, al puro estilo de las mafias sicilianas,   ordenó a sus esbirros que instalaran mini cámaras en los cubículos donde trabajan los regidores al igual que en todos los departamentos administrativos para tener “vigilados” todos los movimientos y acciones de sus incondicionales a quienes tiene de  directores en las dependencias públicas, lo que constituye una clara violación a los derechos humanos y garantías individuales sus “amigos”.
Aquí se hizo un gasto innecesario y desproporcionado, no es posible que ahora los ciudadanos tengan que cuidarse de lo que expresen en el área de regidores y en todos los departamentos administrativos, ésta y otras atrocidades del hampón alcalducho ya tienen hasta la madre a la población en general.
La vigilancia en las calles y avenidas del centro de la ciudad es letra muerta para Rosendo Pelayo, le importa un bledo la población, a él le interesa su seguridad personal y para eso trae de pistoleros a media docena de policías vestidos de civil, la instalación de las cámaras en palacio es para ver quién entra, para ver que hacen y que dicen sus “conciudadanos” con la finalidad de desarticular cualquier tipo de ataque y complot de la delincuencia o de sus detractores políticos.

No hay comentarios.: