martes, 11 de agosto de 2015

Alcalde de Fortín vacaciona cada 5 meses con goce de sueldo, sin permiso y pagadas por el erario público

Fortín, Ver.- Cada vez más lamentable la situación de Fortín, ahora el Alcalde Golpeador Armel Cid, así como engaña a su familia, intenta engañar al municipio y deja pagada entrevista en el Coludido como la publicada el día de ayer con dinero del deteriorado municipio, para hacer creer a los ciudadanos que está trabajando, cuando en realidad lo que está es paseando con sus hijos, ahora en Machupichu, sin olvidar que hace un mes estuvo de igual manera de vacaciones en Marruecos, Barcelona y Madrid.
Nada tendría de malo que se tomara unas vacaciones... Siempre y cuando fuera un funcionario eficiente y honesto y pidiera además permiso al Cabildo para ausentarse, pero Armel está muy lejos de ser lo arriba descrito, sin embargo, sale de viaje cada cinco meses con goce de sueldo, sin permiso y pagadas por el erario público.
Lleva a pasear a su familia alrededor del orbe ¡Pagado todo por los fortinenses! Acostumbrado a que su familia le permita lo deshonesto, cree que con el dinero de todos los fortinenses puede hacer lo mismo.
En la falsa entrevista pagada en ese medio coludido manipulador de la información, Armel, el Alcade Golpeador, regresa a su retórica y retrógrada frase con la que empezó el desafortunado cuatrienio, donde asegura que Torrecilla lo dejó sin recursos para poder trabajar por su municipio; ahora declara que a pesar de sí contar en este momento con el dinero completo para su administración, éste no es suficiente, ¿y cómo va a serle suficiente si con ese mismo paga sus recurrentes vacaciones familiares? “QUÉ TIPO TAN CÍNICO”.
Armel Cid de León, acostumbrado a vivir de lo que cacha de su suegro y de las rentas de uno que otro coche en su bien sabida quebrada arrendadora, llegó a la Alcaldía de Fortín prometiendo un trabajo honesto, mismo que ¡no hemos visto!
Los fortinenses estaban ya hartos de ver pasar a Gobernantes Corruptos y se dejaron llevar por la opulencia con la que el suegro, Domingo Muguira, vestía a Armel, pensando en que éste podría hacer un mejor trabajo, pero para sorpresa de todos, el cobarde y golpeador finalmente se descaró y el ladrillo al que se subió lo mareó, para terminar hundiendo al municipio que lo vio llegar desde Oaxaca, hace unos años a vivir al jardín de la casa de su suegro.
Este Alcalde Golpeador a pesar de señalar que el Ayuntamiento no cuenta con recursos suficientes, sí se va de vacaciones, y además paga notas en ese medio coludido manipulador de la noticia para seguir engañando y robando a Fortín. ¡Ni porque la dueña de ese medio mentiroso vive en el saqueado Fortín, le interesa hablarles con la verdad a sus vecinos!
Señor Gobernador: ¿Esto tampoco es suficiente para que usted venga de una vez por todas a poner orden? Cite inmediatamente a Armel en sus oficinas en Xalapa y verá cómo el señor está paseando en Machupichu. ¡Mientras Fortín se cae a pedazos!

e- Consulta

No hay comentarios.: