jueves, 13 de agosto de 2015

En Edomex no se hace nada para combatir embarazos en niñas y adolescentes

Estado de México.- Esperanza Arias Velázquez, de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en el Estado de México (DDSER), aseguró que la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente quedó solamente en un buen propósito, y planteó que en el Estado de México el gobierno mexiquense y los 125 ayuntamientos no han adoptado ninguna medida de las que se plantearon.
Recordó que el 23 de enero del presente año, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presentó públicamente la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente, la cual planteó como objetivos prioritarios erradicar el embarazo infantil y reducir a la mitad el número de embarazos en adolescentes de 15 a 19 años de edad.
Sin embargo, Arias Velázquez acusó que en el Estado de México nada se ha hecho para pasar de los discursos a los hechos en esta materia, y esta entidad sigue siendo una de las más afectadas por el embarazo infantil y de adolescentes, con los efectos de salud, psicológicos, laborales y sociales que conlleva el problema.
Aseguró que el Estado de México, que es la entidad más poblada del país, concentra más de dos millones 838 mil adolescentes, y alertó que, según cifras del Instituto Mexiquense de la Juventud, el 72.8 por ciento de ellos reconoce haber tenido por lo menos una relación de noviazgo, en la que potencialmente están en riesgo de embarazo, pues también ese sector es el que menos conoce y menos utiliza métodos anticonceptivos, principalmente por falta de educación sexual y de nulo acceso a éstos.
Comentó que la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en el Estado de México realizó un trabajo de investigación que arrojó como "focos rojos" en materia de embarazos en niñas y adolescentes a los municipios de Zinacantepec, Tejupilco, Chalco y Naucalpan.
Señaló que, según sus observaciones, de cada 100 mexiquenses de entre 10 y 29 años de edad, 32 de ellas están en riesgo de embarazo no deseado, por falta de educación sexual, porque carecen de acceso a métodos anticonceptivos y porque tienen servicios de salud hasta que ya enfrentan la concepción no planeada.
Subrayó que el embarazo en niñas y adolescentes arrastra también altos niveles de enfermedades de transmisión sexual (ETS), lo que conlleva graves trastornos físicos para las mujeres, que en casos extremos llega a enfermedades incurables como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).
Por último, Arias Velázquez hizo un llamado a Patricia Chemor, vocal ejecutiva del Consejo Nacional de Población, y al gobernador Eruviel Ávila Villegas para que se establezcan las acciones que cada ámbito de gobierno debe poner en marcha en el marco de esta estrategia nacional, que se asigne el presupuesto necesario para su operación, y que se sumen esfuerzos para que los objetivos trazados se cumplan a favor de los niños y adolescentes de este país.

No hay comentarios.: