sábado, 22 de agosto de 2015

Función Pública encubre al gobierno

México, D.F.- El Senador Alejandro Encinas Rodríguez, Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, señaló que nuevamente la impunidad y la corrupción rampante en la que se ha movido la administración federal, se anota un punto a favor; trasgrediendo de manera insolente las recientes reformas en materia de transparencia, rendición de cuentas y anticorrupción. Recordemos, dijo el Senador Encinas, que una vez que salió a la luz la posesión de dos residencias millonarias en las Lomas y en Ixtapan de la Sal, de la primera dama y el titular de Ejecutivo respectivamente, se manejó el conflicto de intereses ya que las constructoras de estos inmuebles, pertenecientes a Grupo Higa, habían sido beneficiadas con diversos contratos de obra pública en el Estado de México, durante la gubernatura de Enrique Peña Nieto.
Virgilio Andrade, el secretario a modo, impuesto por el ejecutivo federal, al frente de la Secretaría de la Función Pública, declara en conferencia de prensa, que no existe conflicto de intereses en la compra de estos inmuebles, incluida la residencia del Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público, en Malinalco, Estado de México.  Andrade declaró: "Esta Secretaría determinó que no existió por parte del Lic. Enrique Peña Nieto responsabilidad en relación con la Ley federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos". "Para adoptar esta determinación se investigó también la conducta de la señora Angélica Rivera, en su carácter de particular". Ni el presidente Enrique Peña Nieto ni su esposa han adquirido bienes inmuebles desde que el presidente asumió su actual cargo, y los inmuebles investigados fueron adquiridos con anterioridad”.
Resulta altamente ofensivo, y atenta contra la inteligencia de toda sociedad mexicana, señala el Senador Encinas, que este funcionario determine, después de ocho meses de investigación, que no tiene facultades para investigar los contratos entre particulares y las empresas de Grupo Higa. Esto refleja que Peña Nieto, colocó a Virgilio Andrade con el propósito de encubrir nuevamente la opacidad y la corrupción de su gobierno.
Por otra parte, este funcionario, si puede afirmar que no existe conflicto de intereses, que fue la instrucción expresa de Peña Nieto durante el nombramiento de Andrade. En este sentido, podemos afirmar, enfatizó el legislador, la falta de imparcialidad y objetividad de este servidor público.
Ante la impunidad con que se ha manejado este servidor público, es recomendable su remoción del cargo, ya que es evidente que Virgilio Andrade si tiene un conflicto de intereses, en virtud de su relación previa en el equipo de transición de Peña Nieto y su cercanía con Luis Videgaray.

El Universal

No hay comentarios.: