miércoles, 2 de septiembre de 2015

Acuerdo político permite a la Suprema Corte de Justicia tener la tercera ministra de su historia

Ciudad de México.- La magistrada Elena Martínez, integrante del Tribunal de Apelaciones Civil de 6º Turno, prestará juramento ante la Asamblea General y se convertirá en ministra de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) al ocupar la vacante generada en la corporación en junio con el retiro de Jorge Ruibal Pino, que se jubiló al cumplir 70 años.
Los cinco partidos con representación parlamentaria sellaron el acuerdo político que permitirá a Martínez llegar a la SCJ y transformarse en la tercer mujer en ocupar un sillón en el máximo órgano del Poder Judicial desde el retorno a la democracia en 1985, ya que antes lo hicieron solamente Jacinta Balbela (entre 1985 y 1988) y Sara Bossio (entre 2006 y 2008). Al final de la dictadura (1973-1985) la primera mujer en integrar la corporación fue Sara Font, recordó a El Observador el ministro de la SCJ, Ricardo Pérez Manrique.
El acuerdo alcanzado por los partidos implica que además de la nominación de Martínez (que es esposa del diputado colorado Ope Pasquet) para la SCJ, la Asamblea General también nominó a Alicia Castro (integrante del Tribunal de Apelaciones Civil de 1º Turno) como ministra del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) para ocupar la vacante generada por el cese de Ricardo Harriague.
Si se hubiera seguido el criterio de la antigüedad, el cargo en la SCJ le correspondía al ministro del Tribunal de Apelaciones Civil de 1º Turno, Eduardo Vázquez. "La antigüedad es el camino que prevé la Constitución cuando falla el acuerdo y no se puede lograr el requisito de los dos tercios de votos de la Asamblea General", expresó a El Observador la senadora Lucía Topolansky.

El Informador

No hay comentarios.: