miércoles, 6 de enero de 2016

Enfermeras y enfermeros tienen poco que celebrar: bajos salarios y exceso de pacientes

Ciudad de México.- El Gobierno de Enrique Peña Nieto y la llegada de Mercedes Juan López a la cabeza de la Secretaría de Salud (SSa), así como los intentos de recorte a los programas de profesionalización de enfermeros y enfermeras, aunado al anuncio de una reforma al sector salud, provocaron el despertar de un movimiento de ramo que a la fecha sigue vivo y el cual logró frenar la reducción de recursos.
A pesar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideran que en México los parámetros de suficiencia para la prestación de servicio son deficientes, miles de enfermeros y enfermeras han tenido que realizar su labor pese a la carencia de materiales, espacios, infraestructura, sueldos o condiciones dignas.
También han tenido que enfrentar el exceso de pacientes. En promedio, los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cuentan con 11.1 enfermeras por cada mil habitantes, mientras que en el 2012 el país sólo contaba con 2.6 enfermeras. Es así como estos profesionales celebran el Día de la Enfermería.
Para Gustavo Leal Fernández, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), existe un descuido y falta de reconocimiento para los enfermeros y enfermeras por parte del Estado. Ello provocó que en septiembre de 2014, ante el anuncio de recorte de beneficios de programas de profesionalización, despertara “una movilización sin precedentes, el cual sigue vigente y tendrá mayor presencia”.
“Esta celebración viene acompañada de una anemia total [...]. Durante este periodo de septiembre de 2014 a enero 2015 la Secretaría de Salud estuvo contra la pared y soltó una cantidad bárbara de recursos que estuvo operado por el Sindicato de esa secretaría, a manos de Marco Antonio García Ayala, y no pudieron detener las denuncias tan grandes sobre cómo está trabajando la rama”, comentó el profesor Leal.
Para Ángela, enfermera general del Hospital Juárez de México, y quien tiene más de cuatro décadas de servicio, las condiciones no han cambiado del todo. El salario que percibe, a pesar que cada año recibe un aumento, no pasa de los ocho mil pesos quincenales, incluyendo prestaciones.
“El salario base es muy bajo”, comentó. La enfermera dijo que antes no se requería una licenciatura para entrar, pues con carrera técnica se podía ingresar como auxiliares y ya en la marcha y con las capacitaciones se podía aspirar a una profesión.
–Ahora ya no reciben a técnicos ni auxiliares, se necesita licenciatura -dijo Ángela.
–¿A los licenciados les pagan más? –se le preguntó.
–Sí, pero es mínimo. También depende si cuentan con enfermería general y el horario que tengan. Pero en promedio ganan 200 pesos más.
–¿Hay menos enfermeros y enfermeras que antes?
–No, hay más. Antes por ejemplo no veías enfermeros, sólo había enfermeras.
–El Presidente Peña ha mencionado que hay más enfermeros y enfermeras porque hay más enfermos. ¿Eso es cierto?
–Puede que sí. Yo veo más.
–¿Qué le gusta más de su trabajo?
–La satisfacción es tan hermosa cuando ves a alguien que llega tan grave y que gracias a tu colaboración, esa persona sale adelante. A veces te dan las gracias, te mandan bendiciones, y para nosotros eso es más que suficiente, porque esta es la carrera que elegimos, que nadie nos la impuso.
Ángela aseguró que la situación interna del Hospital Juárez es buena, pero es debido a que se trata de una de las instituciones más respetadas, donde llegan año con año jóvenes a aprender. Lo que ha observado son problemas de trabajadores que no se pueden jubilar, debido a las irregularidades que hubo durante su ingreso.
“Hay unos compañeros que sabrá Dios cómo entraron y ahora ya tiene problemas”, refirió.
Por su parte, Gustavo Leal detalló que las nuevas generaciones de enfermeros y enfermeras llegan a un mundo laboral que incluso no los contrata.”Hay una ausencia total de política de mejora de las condiciones en las que se desempeña el personal. Y lo que vemos es que quienes no tienen base y quienes más sufren esas condiciones o no tienen acceso a programas de beneficios, son los jóvenes”, agregó el académico.
Desde 2014, estudiantes, profesores, empleados, jubilados del ramo y hasta la sociedad civil –incluso pacientes– han reclamado el reconocimiento en la enfermería. Inclusive se han abierto mesas de negociación con la Secretaría de Gobernación (Segob), que ha mediado las demandas.
Gracias a las movilizaciones se reconoció la licenciatura de muchas enfermeras y, entre otras cosas, la no criminalización de su profesión. Pues muchas de las situación que acontecen en las unidades de salud, no depende de ellos sino de problemáticas que vienen desde sectores altos, como es el caso de la repartición de recursos.
Acción Ciudadana Frente a la Pobreza y otras organizaciones han pedido que se transparente el gasto. Explicaron que no se trata de la falta de dinero, sino de la administración de mismo. Hasta este momento no se puede saber cuánto recurso recibe cada unidad de salud, y tampoco a qué se destinó.
Las asociaciones civiles durante una investigación observaron que el dinero se pierde en alguna parte de la cadena, por ello incluso existen trabajadores o médicos inconformes a los cuales se les adeuda su sueldo.
“Nosotros queremos seguirle la ruta al dinero porque en algún lado se está yendo y no está llegando a donde debería llegar. Por un lado, los médicos, enfermeras y usuarios se quejan de no tener los servicios, pero ellos no son los responsables, evidentemente, ellos no son quienes deben administrar y destinar los recursos”,  informó Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.
En mayo de 2015, Enrique Peña Nieto anunció la creación este año de tres mil lugares de servicio social para estudiantes y el impulso al programa de profesionalización, lo que implica una mejora salarial para quienes cursen la licenciatura o acrediten estudios de posgrado en esa materia.
Ese mismo mes se graduó la primera generación de 78 estudiantes de la Escuela Nacional de Enfermería e Investigación, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
A pesar de los ligeros avances que han tenido las enfermeras y enfermeros de México, este día se realizará una movilización a las 16:00 horas del Hospital General a la Secretaría de Gobernación, en la Ciudad de México.

No hay comentarios.: