jueves, 10 de marzo de 2016

PLUMA NEGRA

LOS VERDUGO DE MOCTEZUMA

Por: José Calzada

La caída de Víctor Moctezuma Lobato del Organismo Público Local Electoral de Veracruz (OPLE) no fue de gratis, se trata de una grilla interna que dirige de manera maquiavélica el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas quien desde el interior y exterior movió sus  influencias para cristalizar la salida del secretario Ejecutivo. En el complot estuvieron enredados también el delegado del PRI en Veracruz, Jesús Medellín y de manera terciada el aspirante del PAN a la gubernatura Miguel Ángel Yunes Linares, con el propósito de debilitar la estructura roja en el interior del Consejo General del OPLE.
A principio de febrero, en el Tribunal Electoral de Veracruz, el proyecto del magistrado Javier Hernández Hernández para la remoción del secretario Ejecutivo del OPLE,  fue apoyado por José Oliveros Ruiz y el magistrado presidente Roberto Eduardo Cigala Aguilar, para satisfacer al PAN quien había impugnado meses atrás la designación.
Ahora, se sabe que el magistrado José Oliveros Ruíz, es esposo de la asesora del consejero de administración del OPLE Vázquez Barajas, María Isabel Aviña Gutiérrez desde donde se tejió el fortalecimiento de la impugnación azul y que en términos legales podría constituir un conflicto de intereses.
El consejero Vázquez Barajas ha resultado toda una fichita dentro del OPLE veracruzano,  ya que arrastra severas sospechas de negocios y diezmos con los proveedores del organismo operador del proceso electoral local de este año.
El consejero Billetes como ya le conocen en el Consejo General del organismo, buscó colocar a una empresa para el Programa de Resultados Preliminares (PREP), sin embargo se le cayó el negocio, ahora busca favorecer a proveedores de otros insumos que se requieren para la organización y realización de la elección.
En su afán por hacer negocio se ha unido en complicidad con el delegado del  Comité Nacional del PRI, Jesús Medellín, quien ha confesado que no le ve futuro al candidato del tricolor ni a al partido como para seguir en Veracruz, y tiene claro que la primera cabeza que rodará será la suya por eso,  prefiere buscar, una salida decorosa y bondadosa en dinero a costa de los negocios que genera la organización de una elección.
Un tema más del que es responsable Vázquez Barajas es el interés por colocar en el Consejo Técnico del PREP a becarios de maestrías y doctorados que obtendrán un sueldo mensual de 50 mil pesos mensuales, por participar en el análisis del conteo rápido el domingo de la jornada electoral.
La unión de maquiavélicas mentes, dio como resultado para sacar de la elección a Víctor Moctezuma Lobato y ahora, los cómplices buscan hacer negocio con la administración del OPLE; ante la escasa capacidad  y falta de experiencia de José Alejandro Bonilla Bonilla quien en el papel, más no en el ejercicio, es el Consejero Presidente.
Aunque en Derecho, aún no todo está dicho, ya que el depuesto secretario Ejecutivo, Moctezuma Lobato va por la revancha y el pasado 7 de marzo interpuso un recurso legal en el que impugna la resolución que lo dejó fuera del OPLE y los jugosos negocios que representa la organización de la elección.
El ex funcionario del OPLE busca que el Tribunal Electoral de Veracruz lo remita a la Sala Superior del Poder Judicial de la Federación para recuperar el cargo del que fue expulsado por una camarilla que comanda el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas.
La historia aún tendrá mucho de dónde cortar, pero más allá del juego de intereses de un pequeño grupo de personas, la organización del proceso electoral en Veracruz, sigue en caos y cada día aumenta el descrédito ciudadano para el árbitro encargado de guardar el orden en la elección local para la gubernatura de dos años y la renovación del Congreso Local por el mismo periodo.
Por si fuera poco, el OPLE sigue en banca rota debido a los atrasos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no les deposita las prerrogativas y gastos de administración que de acuerdo a la ley debían realizarse a más tardar el día 5 de cada mes y para no variar en marzo también se atrasó.
AMBICIÓN DEL DINERO
En el pasado mes de  febrero Verónica Velázquez Yunes  declaró que en septiembre de 2015 procedió legalmente, por un presunto delito de despojo por parte de su hermano, Juan Manuel Velázquez Yunes quien es diputado local por Perote, según quedó asentado en la carpeta de investigación UIPJ/DX/1o./398/2015. Sin embargo, el acusado ha demostrado prudencia en los medios en virtud de que existen antecedentes de esquizofrenia de su hermana y  serán las autoridades correspondientes las que decidan el tema de acuerdo a la voluntad del extinto padre de ambos.
Por lo pronto,  lo que queda demostrado es que la señora Verónica expresa una clara ambición por el dinero que tampoco le corresponde por que no se trata de un esfuerzo de su trabajo sino de una herencia que corresponde al trabajo del padre de ambos.

No hay comentarios.: