martes, 29 de marzo de 2016

PLUMA NEGRA

ECOCIDIO IMPUNE

Por: José Calzada

El pasado fin de semana, se registró un par de incendios más en las faldas del Pico de Orizaba, ahora  en las inmediaciones de los municipios de  Coscomapetec y La Perla, el saldo más de 250 hectáreas de árboles adultos y renuevo así como pastizales, sin embargo, ni la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) ni la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), han ofrecido un informe de las causas ni resultados de esas conflagraciones que impactan en todos los aspectos a los veracruzanos y poblanos que utilizan los servicios ambientales que ofrece la montaña más alta de México.
El Parque Nacional Pico de Orizaba con casi 20 mil hectáreas se encuentra en el abandono, La delegación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales como cabeza de sector no ha dado la cara, tampoco la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente como autoridad para castigar el delito federal de tala clandestina e incendios deliberados por presuntos talamontes o los propios comuneros que hartos del olvido del gobierno prenden fuego para llamar la atención y que los programas sociales lleguen a las alturas de las faldas del Pico de Orizaba, sin que esto deje de ser un delito.
Quiénes son los responsables de esas áreas, esas dependencias que en su espíritu llevan el objeto social de velar por el medio ambiente y los servicios ambientales que prestan las zonas forestales, y más aún, las decretadas como Áreas Naturales Protegidas, o Parques Nacionales, qué personas están al frente, cuál es su capacidad o incapacidad de dar respuestas ante una contingencia de estas dimensiones, ¿por qué siguen ahí en esos cargos, quién los protege?.
Son preguntas que los ciudadanos se hacen ante una contingencia de estas dimensiones a la que ninguna autoridad le da importancia, ni siquiera quienes están asignados a esas tareas.
Los incendios de este fin de semana estuvieron fuera de control durante más de 48 horas, por tratarse de un Parque Nacional correspondía al Ejercito Mexicano intervenir, a la Procuraduría General de la República perseguir a los infractores de la ley que prendieron fuego, pero tampoco, nadie, absolutamente nadie hizo acto de presencia, fueron los propios pobladores quienes se organizaron en brigadas para cerrar el paso a las llamas.
La acción de los pobladores fue tardía y de acuerdo a sus posibilidades, la lumbre ya había devorado cientos de hectáreas de árboles con decenas de años y otros apenas en crecimiento.
La actitud de la naturaleza en este año tampoco contribuyó en estos siniestros de manera favorable. El fenómeno del Niño que consiste en cambios bruscos de presión atmosférica que provocan vientos secos y muy cálidos, mientras que los frentes húmedos que provienen del Golfo de México son débiles y llevan esa humedad por encima de los tres mil metros sobre el nivel del mar, altura en la que se registraron los incendios forestales de este fin de semana.
El medio ambiente se encuentra frente a un ecocidio impune, como muchos otros aspectos del servicio público y de la administración de los tres niveles de gobierno, al parecer a nadie le importa lo que sucede con los bosques, con esas enormes fábricas de agua que dotan del vital líquido a enormes ciudades.
Los pocos esfuerzos de reforestación que sirven para que los funcionarios se tomen la foto y que por gracia de la naturaleza sobreviven en escaso porcentaje, se quemaron este fin de semana en 250 hectáreas de las faldas del Pico de Orizaba, población adulta y pequeña de regeneración natural que llevará décadas recuperar, en caso de que alguien tenga interés en hacerlo.
Por desgracia, la ignición en el Parque Nacional Pico de Orizaba no será la última, la temporada de incendios forestales termina en junio próximo, es decir, faltan abril y mayo que además son los meses más calurosos y  de mayor riesgo para los bosques y selvas mexicanas.
PARTIDO VERDE ALISTA CANDIDATA
Mientras los priístas afinan sus  estrategias con candidatos y candidatas buenos y no tan buenos para las diputaciones locales, en el Partido Verde, aliado a medias con el tricolor, se analizan perfiles con posibilidades reales de ganar como una alternativa distinta, y en virtud de que en 17 de los 30 distritos electorales acuden solos a la elección y compiten con el mismo PRI y el resto de los partidos participantes.
En el distrito de Huatusco, el Partido Verde trata de convencer a la presidenta del DIF municipal Amparo Sánchez Caramón para que abandere sus causas en esa demarcación que ya de por sí la pintó de verde el actual diputado federal, Miguel Ángel Sedas Castro.
La madre del actual alcalde de Coscomapetec, se ha distinguido por un buen trabajo en todos los rincones de la localidad y su dedicación ya trascendió límites municipales por eso el Partido Verde la quiere porque sabe que podrá agenciarse ese distrito con un perfil de esa calidad.
Con el trabajo en lo más sensible de la administración pública municipal de Coscomapetec,  el trato con los sectores vulnerables, la señora Amparo Sánchez es electoralmente rentable y por el carácter de honorario de su cargo no tiene mayor problema legal en caso de que se registre para participar.

No hay comentarios.: