viernes, 4 de noviembre de 2016

Papel Social

La generación de energía limpia es una salvaguarda más del desarrollo sustentable de México 
 
Por: Javier Herrera Borunda

El mundo es actualmente inconcebible sin energía, el ser humano depende de ella en todas las actividades de su vida cotidiana. La energía que consumimos proviene de diversos orígenes, siendo hoy los combustibles fósiles los más relevantes, ya que en conjunto representan el 80% de la energía que consumimos a nivel global.
Las tendencias actuales de demanda y producción de energía son evidentemente no sustentables desde la perspectiva económica, social y ambiental. La creciente demanda; la cada vez mayor escasez de recursos naturales; la competitividad productiva en función del acceso oportuno y de viabilidad en los costos; y la preocupación de los gobiernos por mantener la seguridad energética y el abasto a empresas y hogares, nos conducen, ante la evidencia científica que nos informa de las altas emisiones de bióxido de carbono que generan en el medio ambiente los energéticos de origen fósil, a la urgente necesidad de invertir en la innovación en tecnologías energéticas limpias como una prioridad global para poder mantener un desarrollo sustentable.
Es un hecho irrefutable que la demanda de energía mantiene una demanda creciente a nivel global y que se verá incrementada sensiblemente en los próximos años. De acuerdo a la Agencia Internacional de Energía (AIE), en 2035, sólo en la República Popular China aumentarán las necesidades de energía en un 75 por ciento, ya que en la actualidad el 69 por ciento de la que utiliza proviene del carbón. Esta es la razón por la que este país es responsable del 21% de las emisiones mundiales de gas de efecto invernadero. De ahí que la AIE considere que en las próximas dos décadas la generación de energías renovables es la principal alternativa de solución y por ello se verá triplicada.
En México la energía eléctrica generada a partir de combustibles fósiles alcanza casi el ochenta por ciento, muy cerca del promedio mundial de ahí que uno de nuestros grandes retos nacionales es lograr una transformación rápida, confiable y eficiente del sistema nacional de suministro de energía.
La Reforma Energética impulsada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sienta las bases para el desarrollo de una plataforma estratégica que permita a nuestro país migrar hacia el uso de tecnologías limpias a través de procesos innovadores, lo cual sin duda representa una gran oportunidad de inversión y de creación de nuevos empleos. El vecino país del Norte ha invertido en los últimos diez años más de 300 mil millones de dólares en este renglón.
México no puede permanecer en la retaguardia, por lo que celebramos los resultados de la segunda subasta de energía eléctrica, organizada por la Secretaría de Energía como cabeza se sector a través del Centro Nacional de Control de Energía, y cuyos resultados dados a conocer el 29 de septiembre pasado nos informan que serán invertidos 4 mil millones de dólares en nuestro país para lograr 2,871 megawatts de electricidad generados por tecnologías verdes en los próximos cuatro años.
El titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, puntualizó que con las dos subastas que se han realizado en este renglón se enriquece el sistema eléctrico nacional ya que en total se establecerán 34 empresas de generación de energía limpia, en 12 entidades federativas, con una inversión de 6,600 millones de dólares que tendrán la capacidad de generar cerca de 5 mil megawatts de energías limpias.
La Comisión Federal de Electricidad, institución responsable a nivel nacional del suministro eléctrico, comprará a 23 empresas la energía limpia que produzcan, lo que permitirá acrecentar su potencia a través de generadores hidroeléctricos, solares, eólicos, de geotermia y de ciclo combinado. Con ello podrán obtener Certificados de Energías Limpias, que representan una oportunidad para los inversionistas al ser un instrumento de mercado establecido en la Ley de Energía Eléctrica aprobada dentro de las disposiciones normativas de la Reforma Energética.
Las empresas ganadoras de estas subastas obtuvieron un contrato de cobertura eléctrica con vigencia de 15 años para generar electricidad proveniente de fuentes limpias y de veinte años para Certificados de Energía Limpia.
Desde la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, los integrantes de la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México seguiremos impulsando la reconversión energética limpia de nuestro país. Conforme los proyectos de energía renovable sigan avanzando los precios que ofrezcan se reducirán y representarán una ventaja competitiva a nivel nacional, pero por encima de ello, representan la salvaguarda de un desarrollo sostenible.

No hay comentarios.: