jueves, 17 de noviembre de 2016

Se modernizan las redes de trata; bancarizan ganancias

Ciudad de México.- La trata de personas se ha convertido, en los últimos meses, en un delito difícil de combatir para las autoridades, por la sofisticación con la que operan los grupos dedicados a este ilícito. Por ejemplo, los pagos en efectivo quedaron en el pasado; ahora, los tratantes obligan a las víctimas a depositar sus ganancias en cuentas bancarias o transferencias para poder usar el dinero sin riesgos.
Juana Camila Bautista, fiscal para el Delito de Trata de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, señaló que este modus operandi ha dificultado el trabajo de la corporación, debido a que se mudan constantemente de domicilio e intentan no dejar rastro.
“Los imputados ya no se dejan ver. Se mudan a otro estado pensando que en su estado de origen pueden ser capturados y se esconden, obligan a las víctimas a que les depositen en cuentas”, explicó.
Sin embargo, detenerlos no ha sido imposible. En lo que va del año, por ejemplo, han sido consignadas 67 personas por este delito.
“Son los retos que se nos presentan para poder ir por ellos. No sólo actuamos en la Ciudad de México, sino también en los lugares en los que ellos se encuentran, de acuerdo a la ubicación por medio de investigación o por señalamiento de la víctima”, expuso.
La Procuraduría ha detectado diferentes mecánicas para enganchar víctimas. Una, por ejemplo, es embarazarlas para usar al hijo como chantaje. De esta forma, las mujeres están obligadas a hacer depósitos en días específicos para poder ver al menor.
“Les ponen cuotas. Si no cumplen con esa cantidad, no les dejan ver a los niños”, precisó la fiscal.
Otra es a través de promesas de modelaje, pero una vez que están en manos de los lenones, son maltratadas y obligadas a prostituirse.
En otros casos son contratadas por los table dance para que puedan hacer bailes eróticos o servicios sexuales. Aunque parece que la víctima es libre y puede dejar el trabajo cuando lo desee, es considerado un delito porque alguien obtiene ganancias de estas actividades.
Juana Camila Bautista explicó que las mujeres que son captadas por los tratantes en territorio nacional provienen principalmente de Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, San Luis Potosí y Puebla. Todas ellas son trasladadas vía terrestre.
Las extranjeras son traídas desde Europa o Sudamérica. A todas les entregan un pasaporte de turista para poder ingresar al país.
En la capital mexicana hay dos principales tipos de explotación sexual: las mujeres que son prostituidas en calles y aquellas que trabajan en los centros de entretenimiento o casas de cita.
De acuerdo con la fiscal, el perfil de las mujeres varía dependiendo el mercado sexual. En los sectores de menores recursos, las mujeres generalmente no cumplen con un estándar de belleza, mientras que en un table dance deben de cumplir con ciertos requisitos estéticos, por lo que las chicas se someten a operaciones de cara y cuerpo.
La trata de personas no ha sido erradicada ni en la ciudad ni en el país. De acuerdo con Juana Camila Bautista, en lo que va del año han sido rescatadas 327 mujeres, 8 de ellas menores de edad, en 63 operativos.
Según la organización Comisión Unidos vs Trata, la Ciudad de México encabeza la lista de la mayor cantidad de sentencias emitidas con 211, del 2009 al 2015.
Delito del fuero común
De acuerdo con el Código Penal del Distrito Federal, el Delito de Trata de Personas consiste en promover, facilitar, ofrecer, trasladar, entregar o recibir a un tercero para someterla a explotación sexual, a la esclavitud o prácticas análogas, trabajos o servicios impuestos de manera coercitiva.
A quien cometa este delito se le impondrá prisión de 10 a 15 años y una multa de 10 mil a 15 mil días de salario mínimo.
Cuando la víctima del delito sea menor de 18 años o no tiene la capacidad de comprender el hecho, la sanción se increment

No hay comentarios.: