sábado, 14 de enero de 2017

PLUMA NEGRA

PEJE, BONO DE CONFIANZA
SOSA MIROS Y SUS MOCHES

Por: José Calzada

A pesar de que fue público el apoyo que recibió MORENA en la pasada elección para diputados locales, por parte de aliados de Javier Duarte de Ochoa y aunque se trató de ocultar sí trascendió. Sin embargo, ese partido político propiedad de Andrés Manuel López Obrador conserva el bono de credibilidad entre los veracruzanos y en las circunstancias actuales se apuntala para colocarse como primera fuerza en Veracruz, dejar en segunda al PAN y mandar al tercer sitio al PRI en el proceso electoral local que está en marcha y que tendrá su momento más álgido el 4 de junio próximo.
Si en la elección para renovar las 50 diputaciones locales de junio pasado, MORENA logró colocarse como tercera fuerza política con más de 600 mil votos, pisándole los talones al PAN y al PRI, ahora que, se han evidenciado los acuerdos entre el PRI y el PAN para sostener la política económica de México que “mantiene la estabilidad económica de los mexicanos” en palabras del presidente Enrique Peña Nieto, el partido del Peje tiene elementos de sobra para hacer una campaña de credibilidad y paradójicamente hacer ganar a un burro o una vaca como el propio candidato presidencial adelantado, lo dice en sus spots en contra del sistema político mexicano.
MORENA busca candidatas y candidatos en la sociedad civil, pero también se ha convertido en una bandeja de reciclaje de los rechazados del PRI y del PAN para las candidaturas a las 212 alcaldías, sindicaturas y regidurías que se disputarán en las urnas el próximo 4 de junio en la contienda que será el ensayo para la elección madre del 2018 en la que se renovará la Presidencia de la República, el Senado, Cámara de Diputados y en Veracruz, las gubernatura y el Congreso Local.
Como la tercera fuerza política, MORENA recibe estos días a Andrés Manuel López en la zona norte y desde su misma llegada atizó con todo al gobierno federal, al PRI y también al gobernador Miguel Angel Yunes Linares. Obligado era el tema del brutal aumento al precio de las gasolinas en el discurso del Peje y por supuesto que no lo dejó pasar, sobretodo porque no hay argumento válido para “comprender” esa medida de parte del gobierno de Peña Nieto.
Pero en el plano local, quien recibe la peor parte es el gobernador a quien acusó de ser más de lo mismo, a su llegada el Peje señaló que Yunes Linares es igual que Javier Duarte, porque tan pronto llegó al gobierno endeudó a Veracruz por otros 7,500 millones de pesos más de los que ya se debían antes de su ascenso al poder.
En Filomeno Mata, acusó que Yunes Linares endeuda a los Veracruzanos en una adelantada campaña para hacer a uno de sus hijos candidato a la gubernatura en el 2018 por el Partido Acción Nacional. Se va un ladrón y llega otro, predica el Peje desde el año pasado en sus visitas a Veracruz.
Este viernes, en Zozocolco, el dueño de MORENA arreció su discurso y sostuvo que
el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares hizo un pacto con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong para entregarle la gubernatura de Veracruz, y dejó escapar a Javier Duarte, por eso señaló que fueron falsas sus declaraciones al asegurar que en su toma de protesta el país se iba a cimbrar, pues ya había pactado con el gobierno de Enrique Peña Nieto para no revelar las cantidades que el ex mandatario priista otorgó para su campaña
En el mismo acto, el dictado federal Cuitláhuac García, se colgó del Peje y reprobó el nombramiento de Sergio Rodríguez Cortés como comisionado para la investigación del desfalco que dejó Javier Duarte, ya que fue uno de los operadores electorales del Duartismo, “los diputados del PRI y PAN eligen a un corrupto para investigar a otro corrupto como lo es Sergio Rodríguez, quien siendo dirigente del PRD se vendió al servicio de Javier Duarte
SOSA MIROS PASA LA CHAROLA
En el proceso de aprendizaje del nuevo gobierno y antela falta de perfiles preparados o capaces en el Partido Acción Nacional y peor en el Partido de la Revolución Democrática, la nueva administración ha jalado de todo, entre ellos Julio Cesar Sosa Mirós a quien se colocó como Director General del Instituto de Formación "Centro de Estudios e Investigación en Seguridad" -Academia de Policía- a partir del 15 de diciembre y en la primera quincena pasó la charola a sus subordinados para aplicarles una mochada del 20 por ciento de su sueldo.
Y es que la Secretaría de Seguridad Pública al igual que casi todas las dependencias del gobierno estatal fue saqueada por los anteriores inquilinos, con arcas vacías y con la posibilidad de estar sólo dos años en el cargo el doctor como exige que le llamen, decidió no perder un minuto para hacerse de dinerito y la ocurrencia más fácil y viable fue rasurar  el salario de empleados de confianza que gana más de 15 mil pesos, de manera directa deben pasar a su oficina para entregar la mochada por tener trabajo en el gobierno de la transparencia que prometió Miguel Angel Yunes Linares.
El fracasado candidato independiente a diputado federal en el 2014, decidió pedirles entre cuatro y cinco mil pesos a sus subordinados, como apoyo para una escuela particular que el tiene y en pago al favor de haberles dado trabajo, aunque lo disfraza diciendo que están ganando nominalmente mas porque es un apoyo extraordinario que él promovió, pero que su sueldo es en realidad el que les deja después de la rasurada. Este es uno de los ejemplos de funcionarios que tiene el nuevo gobierno y que además fueron extraídos de la sociedad como ejemplares, hasta forman parte del Parlamento Ciudadano, es decir, actúa como verdadero político.

No hay comentarios.: