jueves, 9 de febrero de 2017

Exige alcalde boqueño que dueño de los Tiburones pague más impuestos o le clausurará la taquilla

Boca de Río, Ver.- Nueva escaramuza verbal entre el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, y el tormentoso empresario orizabeño Fidel Kuri Grajales, al que advierte que pague los impuestos que el Ayuntamiento reclama por el número de espectadores que entren al estadio Luis “Pirata” de la Fuente, donde juegan los Tiburones Rojos de Veracruz.
Porque dice que así lo señala el Código Hacendario Municipal, pero se niega Kuri Grajales, "esperando un trato especial como lo tenía con el exgobernador Javier Duarte de Ochoa".
Yunes Márquez explica que Kuri Grajales sólo paga una cifra fija de cerca de 60 mil pesos por partido, cuando todos los demás espectáculos que se presentan en esa ciudad erogan un porcentaje de acuerdo al número de espectadores que entran.
Y haciendo cuentas alegres, dice que el dueño de los Tiburones pagaría, de acuerdo a ese reglamento "apenas el doble" de lo que ahora entrega, y si no lo hace, se le clausurará la taquilla del próximo partido. Afirma que ya pasaron las épocas en que Kuri Grajales recibía toda clase de privilegios por pie de las anteriores autoridades estatales y ahora debe ponerse "a mano". 

Gobernantes

No hay comentarios.: