sábado, 18 de febrero de 2017

PLUMA NEGRA

POR: JOSÉ CALZADA

EL DOLOR NO PERDONA
Hace apenas unos meses cuando se registró la desaprecian de cinco jóvenes de Tierra Blanca en el municipio de Tres Valles allá en la Cuenca del Papaloapan, la llegada del Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián se convirtió en un alivio para los familiares de esos y otras decenas de desaparecidos que no encontraban en la justicia del gobierno estatal, la respuesta a su dolor de no encontrar siquiera los restos de sus consanguíneos para dar cristiana sepultura. Hoy en día el funcionario federal se convirtió en más de lo mismo, la misma perorata en las mismas condiciones, el mismo sistema de gobierno, de justicia, de engaño y de abandono a quienes reclaman justicia.
La gota que derramó el vaso para que el gobierno federal determinara voltear la mirada a Veracruz y tratar de buscar una solución, fue el 11 de enero del 2016 con la desaparición forzada de cinco jóvenes en el estacionamiento de un centro comercial de Tres Valles cometido por policías estatales y que fue video grabado por “alguien” que lo difundió en redes y que hizo público lo que muchos veracruzanos conocían como un secreto a voces, la operación de la policía estatal en actos criminales, fue entonces cuando la federación se vio obligada a intervenir y días después hizo presencia en Veracruz el funcionario de la Segob.
Desde entonces las familias de las decenas de desaparecidos tomaron valor, se organizaron en grupos incluso de buscadores de fosas clandestinas y entablaron comunicación con el funcionario federal entregando su confianza por más de un año para trabajar en equipo y lograron ciertos avances como la identificación de los restos calcinados de los desaparecidos, la ubicación de fosas y la exhumación de restos incompletos de decenas de personas que inocentes o involucradas en actividades ilícitas tuvieron el mismo fin, la desaparición forzada y posterior muerte, la mayoría en situaciones inciertas pero todas espantosas.
El pasado jueves 16 de febrero, como seguimiento a ese plan de trabajo y ya con el nuevo gobierno en el estado de Veracruz y el nuevo fiscal, se pactó una reunión para evaluar resultados en la Fiscalía General del Estado con la presencia de Campa Cifrián, las organizaciones civiles Solecito, Familias Enlaces de Xalapa, Hasta Encontrarlos y Red de Madres Veracruz asistieron emocionados a la cita, pero esta vez la respuesta no fue nada agradable, la desorganización, impuntualidad y falta de sensibilidad de los empleados de la Fiscalía y el atraso en la llegada del funcionario estatal, desbordó en la desesperación y la pérdida de confianza construida en un año por parte del gobierno federal.
La conclusión de las organizaciones de búsqueda de desaparecidos y la respectiva justicia, por lo menos para los primeros 218 cuerpos que han sido exhumados de los cementerios clandestinos de los cuales la Fiscalía sólo reconoce 164, fue que ni la Fiscalía General del Estado de Veracruz ni la Segob tienen ya interés en alcanzar un desenlace de justicia. Por eso tras dos horas de estar en la calle bajo la mirada amenazadora de los agentes ministeriales decidieron entrar por la fuerza a las instalaciones de la Fiscalía y exigir la presencia al menos del titular Jorge Winckler Ortiz quien no se atrevió a aparecer solo, esperó el escudo de Campa Cifrián, pero para su mala suerte no le funciono y juntos fueron abucheados por parte de los integrantes de las asociaciones lastimadas por la desaparición de sus familiares.
De esa manera, el tema de los desaparecidos se hereda como dolor de cabeza del gobierno de Javier Duarte de Ochoa al de Miguel Ángel Yunes Linares bajo el mismo esquema de ineficacia en la aplicación de la ley, los esfuerzos conjuntos se desvanecieron, junto con el prestigio de Roberto Campa Cifrián y qué decir del Fiscal Winckler que sigue dando tumbos y sin resultados en ninguno de los aspectos para los cuales recibió la encomienda del gobernador Yunes.
Lo más grave es que reavivó la flama del dolor y reabrió la polémica de los desaparecidos y algunas organizaciones sostienen que son más de 28 mil en la última década, cifras que por supuesto no se pueden comprobar por la propia condición de desaparecidos.
RECONOCIDO TRABAJO
Una felicitación a los talentosos compañeros fotoperiodistas integrantes de Más Foto Colectivo: Alberto Delgado, Alberto Roa, René Corrales y Sergio Hernández, quienes el pasado jueves inauguraron una exposición de sus trabajos en el Centro Recreativo Xalapeño de esta ciudad capital. Sin duda, un trabajo muy interesante compuesto por 20 fotografías, la mayoría de ellas, imágenes como retratos, vida diaria, el color de las fiestas patronales, lugares, etc. bajo la visión y en la lente de un perfecto encuadre.
Una gran labor lo es, las fotografías periodísticas referentes a los colectivos veracruzanos en la búsqueda de desaparecidos.
Esta muestra fotográfica tendrá una duración de un mes y desde su inauguración registró un gran número de visitantes.

No hay comentarios.: