lunes, 27 de febrero de 2017

Remesas que envían connacionales en el extranjero impulsó el consumo nacional y el mercado interno

Ciudad de México.- Sin reconocer la Secretaría de Hacienda que ha sido gracias a los 26 mil 970 millones de dólares de remesas que recibió México durante 2016, el mayor reportado en la historia del País, que México mantuvo e impulso el consumo nacional y, por tanto, el mercado interno.
De no ser por esos recursos que mandan los connacionales, se ha dicho hasta la saciedad, México viviría un grave conflicto social, y acaso eso debe preocupar al Gobierno mexicano ante las políticas antiinmigrantes de Donald Trump.
Hacienda, insiste en que, pese a la volatilidad de los mercados financieros internacionales, el débil dinamismo del comercio internacional y los bajos precios del petróleo, el crecimiento económico de México fue de 2.3 por ciento real anual en 2016, cifra superior a la dada a conocer en naciones tanto emergentes como desarrolladas.
Si bien enlistó diversos elementos que contribuyeron a dicho crecimiento, mencionó en primer lugar el flujo de remesas.
El dinero que los mexicanos en el extranjero enviaron a sus familias aumentó tanto en pesos como en dólares. En términos anuales la cifra creció 8.8 por ciento, lo que implicó el mayor incremento anual de los últimos 10 años.
Empero, porcentualmente aumentaron menos de la mitad respecto del incremento de 17.9 por ciento que tuvieron en 2006, según estadísticas mostradas por Hacienda.

No hay comentarios.: