miércoles, 21 de junio de 2017

COMENTARIO A TIEMPO

CON UNO QUE FUERA

Por: Teodoro Rentería Arróyave

Ciudad de México.- Flaco servicio les hizo el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián al presidente, Enrique Peña Nieto; a su jefe inmediato, Miguel Ángel Osorio Chong y al propio Gobierno con su ligera y aduladora afirmación: "no es el peor momento para los periodistas"; “si revisamos las administraciones anteriores, los primeros cuatro años de la pasada administración –la de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa-, hubo más periodistas que perdieron la vida en comparación con esta administración”.
Ante tal declaración, nada menos del funcionario encargado de velar por los derechos humanos, es de contestarle: Con uno que fuera masacrado es suficiente para que se preocupara y se abstuviera de hacer declaraciones de esa índole.
A pesar de que en su oportunidad le hicimos llegar nuestro más reciente libro “Mi Vida Son Nuestras Batallas. Una historia de las irrestrictas luchas por las libertades de prensa y expresión”, y del contenido del número 11 de la Revista “La Crisis” del periodista, Carlos Ramírez, en circulación, cuyo título en la portada manifiesta el drama terrible que vive el gremio: “269 periodistas asesinados en México de 1983 a mayo de 2017”.
Terrible realidad que coloca a México en el primer lugar de atentados a periodistas y, por ende, en el país más peligroso para ejercer la profesión sin confrontar una guerra formal.
En consecuencia es nuestra obligación, en obsequio a la memoria colectiva, recordar o transcribir el Registro con nombres y fechas de los periodistas; trabajadores de prensa; familiares y amigos de comunicadores y civiles asesinados de 1983 a la fecha, además de las desapariciones forzadas pendientes de aclaración:
El 19 de marzo de 1983, fue asesinado el colega Eliseo Morán Muñoz en Puente de Ixtla, Morelos. En consecuencia, al final de la administración se contabilizaron: Total del sexenio de Miguel de la Madrid: 24 homicidios; 21 periodistas y 3 familiares.
Total del sexenio de Carlos Salinas de Gortari: 23 homicidios; 22 periodistas y 1 familiar. Total del sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León: 18 homicidios, 18 periodistas. Total de 1983 al 2000: 65 homicidios; 61 periodistas y 4 familiares.
En efecto, a partir de la llamada “decena trágica” aumentaron exponencialmente los crímenes contra las libertades de prensa y expresión. Total en el sexenio de Vicente Fox Quesada: 32 asesinatos; 32 periodistas.
Total en el sexenio de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa: 105 asesinatos, 85 periodistas, 8 trabajadores de prensa, 8 familiares y 3 amigos de comunicadores y 1 civil, en efecto el más cruel. Total en la “decena trágica”: 136 homicidios.
En lo que va de la actual administración: 67 homicidios; 54 periodistas, 1 locutor, 4 familiares y 6 amigos de comunicadores, y 2 civiles.
Total de 1983 a la fecha 269 homicidios; 232 periodistas, 1 locutor, 8 trabajadores de prensa, 16 familiares y 9 amigos de comunicadores, y 3 civiles.
Además de 27 desapariciones forzadas pendientes de investigación y por consecuencia de aclaración.
En verdad que los funcionarios todos, en lugar de justificaciones de restas y sumas sin sentido, deberían de trabajar sin desmayo y con la mayor eficacia, primero en la prevención de estos delitos contra las libertades de prensa y expresión y luego en la aplicación de la justicia. Evadir la responsabilidad de la vergonzosa impunidad imperante, es contribuir a vulnerar el derecho del pueblo a estar bien y oportunamente bien informado. Con un periodista asesinado que fuera, es suficiente para estar en vigilia; por desgracia son centenas.
Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. 

No hay comentarios.: