jueves, 8 de junio de 2017

Hubo priístas que sacaron el paraguas; traicionaron

Estado de México.- El pasado proceso electoral, puso a prueba la disciplina, la solidez, pero sobre todo la lealtad de la estructura del PRI, de sus operadores, e incluso de militantes que se consideran líderes regionales. Y hay que decir, que el tricolor, se cimbró porque hubo quienes ante la ola de Morena, sacaron el paraguas y traicionaron. Casi eso cuesta la derrota. Y desde ahora, los oficiosos de siempre, empiezan a buscar culpables en cada municipio, en cada región y hay dedos flamígeros que señalan, que acusan. Hubo labor de zapa en contra del PRI, operada por los propios priístas, y hubo regiones donde los esfuerzos de los leales no alcanzó, o simplemente se confiaron y se descuidaron. No falta por ejemplo quien juzga la zona de Ecatepec-Tecámac como una derrota inesperada. Consideran que le faltó esfuerzo o tino al ex alcalde, Aarón Urbina Bedolla. Puede ser que se confió porque nadie desconoce su gran capacidad de operación política, tanto en Ecatepec, como en Zumpango, Hueypoxtla y su municipio de origen, donde es alcalde con licencia. Hay que reconocer que se la jugó, porque ni siquiera va a regresar a la presidencia municipal de Tecámac, es el único que pidió licencia definitiva.
Tiene más de 20 años en ascendente carrera, ha sido alcalde en cuatro ocasiones y en tres ocupó la diputación local del Distrito XXXIII con cabecera en Ecatepec. Cuenta entre las obras que bajo sus gestiones se han hecho la ampliación de la carretera federal México-Pachuca, la constricción de la línea 1 del Mexibús Ojo de Agua- Ciudad Azteca, la edificación de universidades públicas y planteles de educación básica y media superior, además de la gestión de los distribuidores viales de San Jerónimo Xonacahuacan y Ojo de Agua. Hay que reconocer que tuvo un papel determinante para la construcción del Auditorio Metropolitano en Tecámac y la construcción de la línea 4 del Mexibús que correrá en Tecámac a Indios Verdes en la Ciudad de México. Es por esto y su experiencia y comprobada efectividad en contiendas electorales, que la cúpula priísta decidió designarlo como delegado especial en los municipios de Ecatepec, Tecámac y Coacalco. Su encomienda era detener el avance de Andrés Manuel López Obrador y Morena en la zona nororiente de la entidad. Aaron se reunió por más de 60 días con la militancia y liderazgos políticos de la región. En el caso de Tecámac, el PRI obtuvo 56 mil 362 votos para la coalición. Cierto, el balance en la región no puede considerarse positivo, aun cuando se logró en gran medida contrarrestar la operación que a favor de Morena, se dice encabezó un destacado operador político del ex gobernador Emilio Chuayffet Chemor. La versión que se hizo llegar a Quadratín Edomex, habla de que Eduardo Bernal, también delegado especial del PRI y padre de la diputada local por el Distrito XXXIII Tecámac, Sue Ellen Bernal Bolnik -eterno enemigo de Aarón Urbina- destinó más de 5 millones de pesos para la coacción del voto en Tecámac a favor de Morena. La ecuación es simple, este grupo está empeñado en ganar la presidencia municipal de Tecámac y para ello parecen dispuestos dividir la militancia tricolor sin escatimar los riesgos que esto implica. Es bueno recordar que hace poco tiempo, en una cena de amigos, un representante de Quadratín Edomex le dijo medio en broma, medio en serio “tengo la versión de que te quieres ir a Morena”. La respuesta fue una negativa, entre risas. Entre los operador políticos que jugaron a favor de Morena en esta región, figuran nombres ligados a Eduardo Bernal, como Antonio Venegas, ex regidor de Tecámac; Rosa Sánchez, también ex regidora, Carlos Orozco; Miguel Ángel Alarcón, ex secretario del Ayuntamiento de Tecámac y Ricardo Maya Bravo, entre otros liderazgos territoriales. En esta región, el PRI obtuvo más de 159 mil votos. Es cierto que se visualiza una sed de revancha y en algunos casos de cacería de brujas dentro del priísmo mexiquense, pero tendrán que analizar todos los factores internos y externos, porque nadie puede negar que muchos tricolores sacaron el paraguas y jugaron un poquito o un mucho a favor de Morena, porque por durante muchos días hasta ellos creyeron que perdería el tricolor y simplemente, sacaron el paraguas. En las siguientes fotografías se aprecia a los operadores mencionados Antonio Venegas, Mariela Gutiérrez, el panista Luis del Río, Miguel Ángel Alarcón, el hijo de Andrés Manuel López Obrador y Rosa Sánchez.

Quadratín

No hay comentarios.: