jueves, 8 de junio de 2017

PLUMA NEGRA

RECUENTO DE LOS DAÑOS

Por: José Calzada

Con el cómputo final marcado por la ley, este miércoles se definen la mayoría de los cabildos de los 212 municipios veracruzanos tras la elección del pasado domingo que contó sólo con la participación del 55 por ciento de los ciudadanos con derecho a votar y que los candidatos que obtuvieron el triunfo lo lograron con menos del 15 por ciento del total de los electores, es decir, con una minoría de aceptación.
De nueva cuenta, los veracruzanos vivieron una elección plagada de abusos concebidos desde la ambición del poder por el poder, con el mínimo respeto a la decisión de los ciudadanos, de esa manera se observó desde la compra de votos, el uso de programas de los tres niveles de gobierno, la compra de conciencias de muchos de los funcionarios del Instituto Nacional Electoral y del Organismo Público Local Electoral (OPLE) que se prestaron a torcer los resultados, todo esto restó credibilidad a las elecciones.
En el conteo final el PAN logra 112 alcaldías y aunque cuestionado se consolida en la primera fuerza política con el corredor Veracruz-Boca del Río-Medellín mientras que MORENA con mucho menos municipios mantiene una predominancia en las ciudades como Coatzacoalcos, Minatitlán, Xalapa y Poza Rica.
Aunque en cantidad numérica pareciera que el PAN es puntero, en realidad, la población que gobernará el PAN, PRI y MORENA está terciada ya que se trata de municipios con altos grados de concentración ciudadana.
En el municipio de Veracruz, sin duda, el alcalde Ramón Poo Gil se consolida como el gran perdedor de elección para su partido el PRI, desde la premisa que las jornadas electorales califican gobiernos; en las elecciones que le han tocado están la intermedia federal del 2015 con Anilú Ingram Vallines, luego en la local del 2016 perdió todo con Nelly Miranda y Araceli Baizabal Andrade, así como Héctor Yunes Landa mordieron el polvo en el territorio porteño.

Para la elección del 2017, el alcalde tampoco fue capaz de sostener para su partido la Presidencia Municipal y el Tiburón Mayor, Fidel Kuri Grajales se fue a la banca sin nada, lo que significa que es un mal gobierno el de Ramón Poo Gil y que los electores lo reprueban de cabo a rabo.
Y si trata de malos gobiernos municipales hay que mencionar también al Presidente de la Asociación de Presidentes Municipales de México, el alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez quien tampoco da una, su alcoholismo y malas amistades lo han colocado en la debacle y sigue el ejemplo del porteño con las derrotas al hilo de todas las elecciones que le han tocado en su gestión. A su vez, sus ambiciones personales no tienen límite y ya está pensando en brincar a otro hueso para seguir viviendo del erario, al mandarse a promover como “dirigente estatal del PRI”, vaya qué pasa con este alcalde de papel, que ha quedado a deber muchísimo a los xalapeños, en seguridad, obra pública, empleo, en saneamiento, red de agua potable y medio ambiente. El gobierno de Américo tuvo la oportunidad de hacer más por Xalapa y proyectarla como una ciudad de importante actividad cultural, estudiantil y política, para impulsar su economía y brindarle un cambio palpable. Sin embargo, su novatez, frivolidad y gris desempeño al frente dejaron mucho que desear: en esta elección habló el electorado y el rechazo de la población a los gobiernos del PRI es notable, pues todo eso abonó a que entregara rotundamente Xalapa a Morena.
Es así como el PRI registra su nivel más bajo de aceptación popular en el estado de Veracruz con apenas unos 500 mil votos, de no ser por su aliado el Partido Verde que aportó 12 triunfos a la alianza, los números del tricolor pudieron ser fatales y se colocaría en una cuarta o quinta fuerza electoral en la víspera de una elección madre en la que se renovarán diputaciones locales, gubernatura, diputaciones federales, senadores y la Presidencia de la República.
En la recién elección el OPLE y el INE también quedan mal parados, la falta de autoridad y calidad moral de esas dos instituciones arrojan dudas en una docena de municipios y en muchos de ellos las irregularidades son suficientes para mantener acciones de rebeldía y rechazo a los resultados.
Las inconsistencias comprobadas en las actas electorales, llevarán a la apertura de paquetes electorales en diversos municipios para confirmar los resultados y aún así, los ciudadanos no quedarán conformes.
REGRESO DE DUARTE
En su reciente a Guatemala, el Presidente Enrique Peña Nieto promovió la solicitud de extradición del ex gobernador veracruzano, Javier Duarte de Ochoa para que se aplique la justicia en México, sin embargo se desconoce bien a bien los delitos que se le fincarán, pero de lo que sí tiene garantía es que en la cárcel de México estará mejor que allá donde no tiene privilegio alguno.
Es un hecho que Javier Duarte no purgará su condena en Pacho Viejo ni en ningún reclusorio veracruzano, y que tampoco tendrá procesos legales en su contra de la Fiscalía veracruzana, hasta ahora los delitos que se le imputan tienen que ver con el orden federal.
El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares no podrá ejercer acción penal alguna, por lo tanto, deberá conformarse con peces flacos que por cierto aún le faltan muchos de los que prometió.
RECONCILIACIÓN DEL FISCAL
Por cierto, el Fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz aunque ha cumplido muy bien con las tareas encomendadas por el gobernador, mantiene una falta de cumplimiento de un deber legal al no presentar resultados en las investigaciones de los cementerios clandestinos hallados por los colectivos de búsqueda de desaparecidos, es por eso que ahora busca la reconciliación con esos grupos.
Hay que recordar que como candidato y en su afán de concentrar el mayor repudio hacia el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, Miguel Ángel Yunes se reunió con los colectivos y les prometió respuestas en sus primeros seis meses de su gobierno, pero no cumplió, la fiscalía fue utilizada para venganzas políticas y los expedientes de víctimas o victimarios comunes se quedaron archivados.
Sin embargo, a punta de presiones y de bloqueos del edificio de la Fiscalía, el titular de esa dependencia ha tenido que doblarse y al menos escuchar a los familiares organizados de los desaparecidos, porque está claro que jamás podrá ofrecer una respuesta convincente.

No hay comentarios.: