lunes, 7 de mayo de 2018

Barreiro encuentra en Guanajuato un paraíso para sus negocios

Silao, Gto.-  En el año 2014, mismo lapso en el que intervino en la operación de compraventa de un predio por parte del ahora candidato presidencial de la coalición Por México al Frente Ricardo Anaya Cortés, el empresario Manuel Barreiro Castañeda, actualmente sujeto a una investigación de la PGR, cerró un muy favorecedor negocio a través de la empresa Advance Real Estate 2 para la instalación de un parque industrial en el Puerto Interior de Guanajuato.
Las condiciones de la compraventa no pudieron ser más ventajosas, tanto para él como para los vendedores, los hermanos Valdovino Fuentes, uno de los cuales Luis Gerardo fue presidente municipal de Silao por el Partido Acción Nacional. Advance Real Estate 2 se había fundado apenas el año anterior, en septiembre del 2013 mismo día en que fueron constituidas ésta y otras cinco empresas en las que participa Barreiro Castañeda con un capital social de mil pesos.
Para noviembre del 2014, dicha inmobiliaria pagaba cerca de 12 millones de dólares por una extensión de 206 mil 702 metros cuadrados aledaños al Puerto Interior, propiedad de los Valdovino, donde éstos criaban ganado lechero.
Advance Real Estate 2 pagó 43 dólares por cada metro cuadrado, casi el doble del precio estimado para los terrenos en breña o no urbanizados del corredor industrial de Guanajuato, según consultas efectuadas por Proceso con otros desarrolladores inmobiliarios de parques industriales en esta zona.
El gobierno del panista Miguel Márquez Márquez aliado del candidato presidencial Ricardo Anaya, como él mismo lo ha señalado públicamente en distintos momentos les resolvió a los Valdovino y a la empresa de Manuel Barreiro todos los detalles de un plumazo: costeó y se hizo cargo de la urbanización de accesos e introducción de servicios, de la gestiones ante la Comisión Nacional del Agua para cambiar el cauce de un arroyo que pasaba por el predio, y finalmente incluyó el terreno es decir, a la empresa en el polígono del Puerto Interior.
En la propia escritura pública que legalizó la transacción entre ambas partes copia de la cual obra en poder de Proceso se cita un convenio celebrado a principios del mismo año 2014 entre el propietario del predio y el Puerto Interior, para que éste asumiera costo y obras para los servicios referidos una vez que el predio fuera vendido.
El actual director general del Guanajuato Puerto Interior (GPI), el exalcalde de León también por el PAN Luis Manuel Quiroz Echegaray, expuso estos argumentos para justificar la decisión del Consejo del GPI (que encabeza el Gobierno del Estado) de convenir con la familia Valdovino Fuentes  para “facilitar” la venta de la extensión del rancho ganadero:
“Ese rancho no fue parte de las negociaciones en la expropiación de la tierra (para el GPI) ni mucho menos… (entonces) se quedó un rancho con 2 mil vacas, situación que provocó molestias muy fuertes con el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y con las empresas aledañas, porque no hubo tratamiento de las heces fecales de las vacas, para poderlas verter al río.
“Tuvieron visitas de las autoridades sanitarias porque hubo mucha inconformidad, aparte de los olores, la cantidad de moscas generadas. Teniendo ya un parque industrial no hay una convivencia con este rancho con el resto de la industria y con una universidad que teníamos ahí; no había armonía. Lo que hicimos fue defender el bien común, no podíamos permitir que tuviéramos ahí 2 mil vacas con una pestilencia terrible”, dijo el funcionario.

Proceso

No hay comentarios.: