sábado, 7 de julio de 2018

El fin del PRD; se apaga en la CDMX

Ciudad de México.- Ante su derrota en la Ciudad de México y la votación más baja de su historia, es tiempo de que el Partido Revolucionario Institucional (PRD) sea extinguido y se genere una nueva opción de izquierda en la capital, aseguraron miembros de ese partido.
Entrevistados por separado, dirigentes nacionales y locales del PRD coincidieron en que ese partido ya cumplió su cometido y es necesario crear un nuevo polo socialdemócrata que sea contrapeso de la Presidencia de la República que tomará posesión en diciembre.
La discusión sobre el futuro del PRD se realizará entre quienes se mantengan en ese partido y no hayan migrado, o migren en los próximos meses, al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), puntualizaron integrantes de la dirigencia local perredista.
Tras un “repliegue táctico”, señalaron, el futuro impone finiquitar al partido, crear una nueva asociación política de corte socialdemócrata, inscribirla ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y pelear por un registro como nuevo partido político.
Hay que cerrar la puerta. Hay que liquidar a los trabajadores, definir lo que se hace con los activos del partido, sus edificios, sus propiedades, dar por concluida la vida del partido y crear algo nuevo, de cero”, externaron dirigentes perredistas involucrados en la campaña de Alejandra Barrales.
El nuevo polo sería encabezado por figuras públicas como la propia Barrales, Juan Zepeda y Héctor Bautista, que fueron quienes alcanzaron un mayor capital político para ese partido en las elecciones del 1 de julio”, dijeron.
Barrales, relataron, se encuentra en reuniones de evaluación con su equipo cercano para definir sus acciones a seguir, sin embargo, el proyecto más consolidado es que el PRD, que ella dirigió, desaparezca.
Entre los ganadores de puestos de elección popular del PRD en la capital está Víctor Hugo Lobo, quien reconoció que en el transcurso de la jornada electoral hubo traiciones de gente que aún se mantiene en el partido, pero que en realidad operaron en la elección a favor de Morena.
Es increíble, inaudito, que haya casillas donde tuvimos votación en cero pese a que hicimos trabajo territorial”, dijo Lobo, quien se perfila para dirigir la fracción del PRD en el nuevo Congreso de la Ciudad de México.
Para Lobo y otros líderes del PRD la depuración del partido ya es imposible y por eso se requiere de la construcción de una nueva opción de izquierda.
Por ejemplo, Alejandro Encinas, quien obtuvo una diputación local por Morena el pasado 1 de julio, cuando abandonó el PRD lo hizo convencido de que ya había dado todo. “Cada quien tomó su camino”, dijo entonces Encinas.
A nivel nacional, el PRD tendrá que pelear por mantener su registro, mientras que a nivel local tendrá que conformarse con cuatro delegaciones, y por segunda ocasión consecutiva no obtuvo la mayoría de diputaciones locales.
ERRORES Y DEBACLE
Para la dirigencia de este partido en la capital, la derrota del 1 de julio de 2018 tuvo componentes internos y externos al propio partido. Entre ellos, citó la fuerza y liderazgo de Andrés Manuel López Obrador, que arrasó en el país y que “jaló” al resto de los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia.
En comunicado, hizo hincapié además en que el voto de castigo en su contra, fue determinante.
El gobierno de Miguel Mancera (primer jefe de Gobierno no militante del PRD, respaldado por Marcelo Ebrard y López Obrador) también fue castigado por los capitalinos, quienes durante los tres últimos años de gobierno le dieron una evaluación negativa en materia de seguridad, movilidad y desarrollo urbano”, señaló.
Las aspiraciones del PRD por seguir gobernando la ciudad, resalta el comunicado, se extinguieron con la actuación del gobierno capitalino en la atención a los afectados por el sismo del 19-S.
Al respecto el PRD capitalino recalcó: “el tema de la reconstrucción se convirtió en un botín electoral (…) A todo esto se agregan los errores y desencuentros al interior de la primera Comisión de la reconstrucción y la tardía y obstaculizada respuesta del gobierno local hacia los damnificados”.
Por otra parte, el comunicado señaló que las pugnas entre las “tribus”, y los cotos de poder creados en las delegaciones obstaculizaron la formación de cuadros y permitieron los “controles territoriales excesivos”.
A partir de ahora inicia una nueva era para el PRD y el hecho de que apenas hayamos mantenido el registro nacional y local debe ser una enorme lección y oportunidad para renovarnos de raíz”, recalcó el comunicado firmado por el titular del sol azteca en  la Ciudad de México, Raúl Flores.

No hay comentarios.: