jueves, 2 de mayo de 2013

Liberan Rectoría al grito de “¡Que viva la anarquía!”

Ciudad de México.- El grupo de jóvenes encapuchados que mantenía tomadas las instalaciones de la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desde el pasado 19 de abril, abandonó el inmueble este miércoles por la mañana.
Antes de retirarse, uno de los paristas informó que tal decisión fue tomada luego de haber llegado a un acuerdo con las autoridades de la universidad para atender sus demandas, mismas que comenzarán a ser desahogadas —como propuso el abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez—, en una mesa de diálogo programada para el jueves 9 de mayo, a las 13:00 horas, en el área conocida como "Las Islas".
Jóvenes que apoyaban la "toma" de la Torre de Rectoría informaron a reporteros que alrededor de las 04:00 horas fueron desalojadas algunas casas de campaña instaladas en inmediaciones del edificio.
Posteriormente, pasadas las 07:00 horas, los jóvenes que durante 12 días permanecieron en posesión del inmueble comenzaron a quitar mantas y cartulinas que habían instalado en el acceso principal y a un costado de la Torre, así como las casas de campaña que permanecían obstruyendo la entrada del edificio.
Esto permitió que pocos minutos después de las ocho de la mañana pudiera ingresar al edificio personal de la UNAM, luego de que uno a uno, en total 14 encapuchados, cobijas y mantas en mano se retiraron del lugar.
Antes de retirarse, uno de los jóvenes leyó en nombre del grupo un escrito en el cual aseguró que luego de que los encapuchados y las autoridades llegaron a un acuerdo, decidieron "desalojar las instalaciones como muestra de nuestra disposición para resolver este conflicto y para evitar la polarización de la comunidad universitario".
Asimismo, aseguró que la toma de la Rectoría "no fue por la expulsión de los (5) compañeros del CCH Naucalpan, sino por una imposición de la llamada reforma de los 12 puntos y la negativa por parte de las autoridades competentes de dar una solución al conflicto que ésta generó.
La expulsión de esos estudiantes, añadió, "fue por motivos políticos, por informar a los compañeros sobre esta reforma y actuar contra la misma".
Sostuvo que los encapuchados "siempre vimos en el diálogo la resolución de conflictos dentro y fuera de la universidad, es por eso que siempre estuvimos abiertos a esta posibilidad y hoy que hay un acuerdo por ambas partes, hemos decidido desalojar las instalaciones como muestra de disposición de resolver este conflicto".
Hizo hincapié en que "nuestras demandas son legítimas y responden a una demanda que inicia con la privatización y tecnificación de la educación". Sin embargo, también la entrega del inmueble fue para evitar la polarización de la comunidad universitaria.
Al terminar de leer su comunicado, los encapuchados gritaron: "A los CCH los quieren desaparecer, nosotros con lucha y sangre los vamos a defender" y "¡Muerte al Estado, que viva la anarquía!".
Cabe mencionar que la madrugada de este miércoles, el abogado general de la UNAM, González Pérez, hizo llegar a los paristas un documento en el que propone llevar a cabo la primera mesa de diálogo conformada por representantes de la rectoría y del Colegio de Ciencias y Humanidades, así como representantes de los jóvenes que tomaron la Torre de Rectoría, a fin de analizar el proceso del plan de estudios del CCH.
Aseveró además, "que las personas que fueron motivo de sanción por parte del tribunal universitario, tienen garantizados sus derechos para interponer los recursos que la legislación universitaria prevé, así como otros recursos legales ante los tribunales del Poder Judicial de la Federación".
La Crónica de hoy

No hay comentarios.: