jueves, 19 de septiembre de 2013

¿Qué es el Tratado sobre el Comercio de Armas?

México, D.F.- El Senado de la República ratificó el Tratado sobre Comercio de Armas (ATT, por sus siglas en inglés), el convenio de coloaboración para enfrentar el tráfico ilícito de armamento a nivel global.
Este Tratado surgió de la iniciativa de un grupo de Premios Nobel que expuso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) las consecuencias de esta práctica en diversos países, particularmente en lo que presentaban mayores problemas de 'violencia armada' asociada a delincuencia y narcotráfico.
El objetivo del ATT es erradicar el tráfico de armas convencionales, prevenir su desvío al mercado ilícito, y promover la cooperación y la transparencia entre los Estados, con el fin de reducir el sufrimiento humano.
Además, sienta las bases para construir y fortalecer el régimen de control del comercio de armas, adecuándolo a los desarrollos tecnológicos de la industria armamentista.
El tratado fue firmado el 3 de juno, durante la ceremonia formal de apertura a firma en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, y para su entrada en vigor debía ser aprobado por el Senado y presentado por la Presidencia en la próxima reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, prevista para la próxima semana.
CIFRAS DE ARMAS
De acuerdo con la organización GunPolicy hay más de 875 millones de armas de fuego en el mundo, el 75 por ciento de ellas en manos de civiles y que esas armas superan en número a los vehículos de pasajeros.
Cada año se fabrican alrededor de ocho millones de nuevas armas de pequeño calibre, además de 10 a 15 miles de millones de municiones, suficientes balas para disparar dos veces a todas las personas en el mundo, afirman.
El comercio internacional autorizado de armas pequeñas y municiones supera EE.UU. 7.1 mil millones dólares cada año.
DETRACTORES DEL ATT
Diversas organzaciones no gubernamentales a nivel mundial afirman que aunque los organismos de control nacionales y regionales son importantes, no son suficientes para evitar la transferencia irresponsable de armas y municiones entre países. Los vacíos y las lagunas legales pueden ser aprovechados fácilmente por países o comerciantes de armas sin escrúpulos, facilitando que las armas caigan en manos equivocadas.
Por ello, exigen que se inlcuyan todas las armas y municiones de uso militar, policial y de seguridad. Además que se observe la compraventa de partes y componentes de armas, así como de equipamiento y de formación relacionados.
"El Tratado debe ser un instrumento internacional y legalmente vinculante que impida, de forma inequívoca, las transferencias de armas en las que exista un riesgo sustancial de que éstas sean utilizadas para cometer violaciones de los derechos humanos o del derecho humanitario internacional, o para menoscabar el desarrollo sostenible".
El dictamen fua aprobado por 80 votos a fvaor y cinco en contra, a pesar de que varios legisladores como Manuel Barttlet, argumentaron que el documento no era conocido a fondo para poder emitir su vpto.
El Universal

No hay comentarios.: