viernes, 1 de agosto de 2014

Aprueban la ley de órganos reguladores del sector energético

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados aprobó ayer en lo general, por 333 votos a favor y 125 en contra, y sin modificaciones, la cuarta y última minuta del Senado, relativa a la Ley de los Órganos Reguladores en materia energética, y se disponía a avalar en lo particular el documento en los primeros minutos de hoy viernes.
Hasta el cierre de esta edición se discutía la fase final de las 469 reservas presentadas por las bancadas de izquierda, las cuales eran rechazadas una a una por la mayoría conformada por el PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza, que decidieron no mover ni una coma a esta minuta del Senado, por lo que apenas aprobada sería enviada al Ejecutivo para su publicación.
Ésta es la única de las cuatro minutas que no sufrió cambios en San Lázaro, lo que significa que las tres anteriores —Ley de Hidrocarburos, Ley de la Industria Eléctrica y las Leyes de Pemex y CFE— fueron regresadas al Senado para su eventual ratificación en los próximos días.
A partir de hoy la Cámara baja iniciará una sesión “a morir” para sacar adelante los dictámenes propios —en los que fue cámara de origen—, relativos a la legislación energética en materia fiscal; es decir, las leyes de Ingresos sobre Hidrocarburos, la del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, y la Federal de Presupuesto, que incluye el adéndum para que el Estado absorba parte de los pasivos laborales de Pemex y la CFE.
Los legisladores se aprestan a celebrar la que quizás sea la última plenaria de este cuarto periodo extraordinario y que se anuncia ya como “la madre de todas las sesiones”, por lo extenuante que será, pues se calcula que podría llegar en forma ininterrumpida, hasta después del mediodía de mañana sábado.
En tanto, la sesión reanudó ayer a las 14:30 horas y el tema fue la expedición de la Ley de los Órganos Reguladores, que en lo general se aprobó a las dos horas y 40 minutos después, a las 17:10 horas, y se abrió paso a la discusión en lo particular, con 469 reservas todas ellas de las bancadas de izquierda.
Como toda la legislación secundaria en materia energética, ésta también tuvo siete mociones suspensivas que no prosperaron, y en cada uno de los dos temas en que se dividió hubo un largo debate en el que al final el PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza impusieron su mayoría e impidieron con ello que se realizaran cambios al dictamen, como planteaba la izquierda, es decir, el PRD, PT y Movimiento Ciudadano.
AUTONOMÍA. De acuerdo a esta reforma, los órganos reguladores del sector energético gozarán de autonomía técnica, operativa y de gestión, y ejercerán facultades de regulación técnica y económica en materia de electricidad e hidrocarburos.
Dichos órganos fueron facultados para vigilar y supervisar sus actos de resolución, imponer sanciones sobre actos y omisiones que den lugar a ello, solicitar a los sujetos regulados todo tipo de información y verificarla respecto de las actividades reguladas.
Podrán también realizar las visitas de inspección que le soliciten las secretarías de Energía (Sener) y la de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como mantener actualizado el registro público con las resoluciones y acuerdos del órgano de gobierno, de acuerdo al dictamen aprobado.
Al fundamentar el dictamen en tribuna, el presidente de la Comisión de Energía, Marco Antonio Bernal, afirmó que la Comisión Reguladora de Energía, que se crea como parte de estos órganos, regulará y promoverá el desarrollo eficiente de actividades como las de transporte, almacenamiento y distribución de petróleo, gas natural, gas licuado, petrolíferos y petroquímicos.
En tanto, la Agencia Nacional de Seguridad Industrial tendrá por objeto la protección de las personas, el medio ambiente y las instalaciones del sector de hidrocarburos, a través de la supervisión y regulación de la seguridad industrial y operativa, las actividades de desmantelamiento y abandono de instalaciones y el control de residuos y emisiones contaminantes, con lo que se asegura la gestión sustentable de los recursos energéticos y del desarrollo del sector eléctrico.

No hay comentarios.: