miércoles, 25 de marzo de 2015

La protesta en San Quintín manipulada por políticos

Ciudad de México.- El Senador del PAN por Baja California Ernesto Ruffo Appel, señaló a Gerardo Fernández Noroña y a Jaime Martinez Veloz, como dos de los cerebros, atrás de los disturbios registrados en el Valle de San Quintín en el municipio de Ensenada y la posibilidad de que en el tema se involucre además el crimen organizado como en otros estados.
En entrevista vía telefónica el también exgobernador de Baja California, recordó como hace unas semanas Fernández Noroña, quien es candidato del PT a una Diputación Federal, que nada tiene que ver con el norte del país, estuvo en el municipio de Ensenada y en la delegación de San Quintín para hablar mal del gobierno estatal y el federal.
Noroña y su gente han mantenido una estrategia de grupos de choque, que como en el caso de San Quintín provocan destrozos, saqueos, acarreos de gente que viaja ex profeso para causar daños, todo financiado como el de este movimiento al sur de Ensenada.
No es barato mantener un plantón, movilizar camiones, alimentar gente cuando no están trabajando, alguien debe de estar pagando para que ocurra y eso debe ser investigado a profundidad por el gobierno federal. Quien esta financiando y de donde están saliendo los recursos.
Actos como el que vivió San Quintín son comunes en el Distrito Federal y en entidades como Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas donde además se han asociado con el crimen organizado o grupos anarquistas.
Pero en Baja California no había ocurrido algo similar de ahí que ha buscado a Noroña para una explicación sobre su participación o deslinde, pero hasta ahora no ha tenido éxito.
Estos ranchos sospechosos, agregó el Senador, están ubicados desde San Quintín en Baja California hasta Comondú en Baja California Sur y no tienen responsabilidades laborales claras, no se sujetan a las reglas que los demás, no son visitados por las autoridades y se presume podrían estar vinculados a lavado de dinero.

No hay comentarios.: