jueves, 4 de junio de 2015

La Coordinadora está estirando de más la liga, advierte César Camacho

Estado de México.- El presidente del PRI, César Camacho Quiroz, afirmó que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), “está estirando de más la liga, con el riesgo de que se pueda romper, con la mala intención de provocar la reacción del Estado mexicano y presentarse después como víctimas”.
Afirmó que ellos, los integrantes del magisterio disidente, “son los victimarios y están lesionando la convivencia armónica y pacífica de los mexicanos al querer boicotear las elecciones”.
En una entrevista con medios, en esta capital, el mexiquense aseguró que evidentemente “hay intereses claros detrás de ese movimiento. No hay en México una violencia social, hay una violencia interesada de grupos que pretenden subvertir el orden, y en el desorden generado, obtener ganancias”.
Dijo estar seguro que a esa violencia y a esa fuerza hay que frenarla “con mucha política, con política edificante, con propuestas socialmente atractivas y con candidatos prestigiados”.
Sobre la decisión del gobierno federal de retirar al Ejército de las juntas distritales del INE en Oaxaca, tras los ataques de la CNTE, Camacho Quiroz aseguró que se trató de “una decisión para evitar un enfrentamiento que quizás hubiera dado un saldo lamentable para todos los mexicanos”, indicó.
“Lo que me parece grave es que la CNTE, en sentido figurado, esté estirando de más una liga que se puede romper. Los mexicanos somos afectos, por supuesto a la legalidad, pero importantemente a la paz”.
“Creo que no tienen derecho (los maestros disidentes) a que, so pretexto de la protección de sus propios derechos, estén lesionando la convivencia armónica y pacífica de los mexicanos, y estén queriendo boicotear las elecciones, que no lo van a lograr: Habrá elecciones y estoy seguro que serán muy concurridas”, dijo.
Señaló, empero, que “al final son escollos que hay que superar y que no tendríamos por qué, en un clima de libertades y de respeto reciproco”.
Se le preguntó qué estados le preocupan para las elecciones de este domingo, y respondió que como estados ninguno, pero sí algunas localidades del país.
Sostuvo que “no vale la pena magnificar los hechos que han ocurrido. No son los estados, son localidades que tienen nombre, de las cuales tiene debida nota la autoridad federal electoral, o la autoridad electoral y las autoridades tanto federales, municipales, como estatales, porque al final la salvaguarda de los lugares, la salvaguarda de los ciudadanos que quieren ejercer libremente su voto es responsabilidad de todos”.
Finalmente, reconoció que están cerradas las contiendas y el PRI obtendrá el triunfo por algunos puntos, ya que “los tiempos de los amplios márgenes están muy rebasados”.

No hay comentarios.: