viernes, 18 de septiembre de 2015

Antro de Elizabeth Morales

Por: Luis Velázquez

Es un table mix, con sexo explícito para satisfacer el más viejo deseo de la humanidad, como es el sexual, alrededor de lo que, afirman los terapeutas, gira el mundo. El llamado de la carne, pues.
El local, que da a la calles, está pintado de blanco, el color de la pureza, las ventanas, polarizadas.
Y sobre la fachada, arriba de la puerta de acceso, el letrero luminoso de fondo blanco y en letras pequeñas, color negras, el logotipo, el nombre.
Se llama Sodoma, uno de los nombres de la ciudad bíblica que pereció bajo las llamas por tantas almas pecadoras.
Antes, ahí funcionó un antro de nombre Stress y era propiedad de un académico e investigador de la Universidad Veracruzana.
Ahora, y según la fama pública, la nueva propietaria se llama Elizabeth Morales García, a la sazón, delegada federal de la PROFECO.
Y según su biografía política, ex presidenta del CDE del PRI, ex presidenta municipal de Xalapa y ex diputada federal y ex modesta y sencilla conductora de TV Más en un programa, digamos, social, con el lema para los pobres “Usted no está solo”.
Tal cual, diríase, entonces, que el negocio de Elmo, como también la conocen en Xalapa, y según la fama pública, de su propiedad, se extiende.
Al ratito, y toda vez que la delegación federal abarca de norte a sur y de este a oeste, Sodoma se multiplicará en Veracruz.
Y, en una de esas, hasta franquicia volverá.
Curioso: el mismo día que el Ayuntamiento del alcalde Ramón Poo Gil clausuró el antro Capezzio por el video de una felación trepada al Internet, Sodoma inició su tarea de profilaxis social.
El negocio redituable, cien por ciento, de la carne. El sexo. La calentura. La lujuria. El placer. La orgía. El bacanal.
¡Hosanna, hosanna!

Fragmento Blogexpediente.mx

No hay comentarios.: