miércoles, 6 de enero de 2016

Ejecutan a otro sobrino de exgobernador de Colima

Colima.- Samuel Rodríguez Moreno, sobrino del exgobernador Fernando Moreno Peña, fue ejecutado a balazos esta tarde cuando se encontraba en una llantera ubicada en el cruce de la avenida San Fernando y la calle Gabino Barreda de esta ciudad.
De acuerdo con versiones extraoficiales, el asesinato fue cometido alrededor de las 15:30 horas por varios pistoleros que llegaron al lugar a bordo de un automóvil Jetta color rojo y después huyeron en el mismo vehículo.
Las corporaciones policiacas implementaron poco después un operativo de búsqueda, con la participación de unidades terrestres y el helicóptero del gobierno estatal, aunque hasta ahora las autoridades no habían difundido información del hecho ni sobre la eventual captura de alguno de los agresores.
Hace menos de un año, a principios de febrero de 2015, Carlos Amador Moreno, otro sobrino de Fernando Moreno, fue asesinado mientras circulaba en su automóvil por la avenida Enrique Corona Morfín, del municipio conurbado de Villa de Álvarez.
En tanto, el propio exgobernador Moreno Peña fue atacado a balazos el 12 de octubre pasado mientras desayunaba en el restaurante Los Naranjos Campestre, pero logró sobrevivir a los cuatro disparos recibidos.
Rodríguez Moreno, de 33 años de edad —quien falleció en el lugar del ataque perpetrado este día—, había sido señalado hace más de cuatro años por el gobierno de Mario Anguiano Moreno como presunto coautor intelectual del homicidio del exgobernador Silverio Cavazos Ceballos, ocurrido el 21 de noviembre de 2010.
En una rueda de prensa ofrecida el 19 de noviembre de 2011, la entonces procuradora de Justicia, Yolanda Verduzco Guzmán, anunció que había sido abierta una nueva línea de investigación que involucraba al sobrino de Moreno Peña como hombre cercano a Gerardo Mendoza Chávez, presunto operador del cártel de La Familia Michoacana, quien según los gobiernos estatal y federal habría dado la orden de asesinar a Cavazos.
La funcionaria informó entonces que la presunta vinculación de Samuel Rodríguez con Gerardo Mendoza surgió después de la aprehensión, por parte de elementos del Ejército, de seis personas en posesión de drogas y armamento, de las que cinco dijeron formar parte de La Familia Michoacana y habrían asegurado que el sobrino del exgobernador Fernando Moreno era hombre de confianza de Gerardo Mendoza.
Así también, la procuradora refirió que según otro testigo, en septiembre de 2010 “un abogado de nombre Samuel Moreno” era el objetivo de un ataque a balazos en el bar Nuit, donde resultaron heridas siete personas.
A raíz de ese señalamiento, el 15 de diciembre de 2011 Samuel Rodríguez anunció públicamente, a través de un desplegado en la prensa local, la promoción de un juicio de amparo para evitar ser detenido por las autoridades policiacas.
Rodríguez, de profesión abogado, aceptó ser representante legal de una empresa minera ubicada en Casimiro Castillo, Jalisco, de la que Mendoza Chávez era socio, pero negó tener cualquier implicación en los actos ilícitos atribuidos a Gerardo Mendoza, entre ellos la autoría intelectual del crimen de Cavazos.
Dijo: “Yo lo he representado en actividades lícitas, en negocios que operan con la autorización del gobierno federal y en empresas que están dadas de alta físcalmente, no he sido su abogado en ninguna actividad ilícita o ilegal, ni existe ningún elemento que me vincule con las imputaciones que la Procuraduría General de Justicia del Estado o la Procuraduría General de la República imputen (sic) al señor Gerardo Mendoza Chávez”.
En el escrito, Samuel Rodríguez dio a conocer la respuesta que el 29 de noviembre de ese año la procuradora dio al juez primero de distrito, en el sentido de que “no es cierto el acto reclamado a la suscrita por el quejoso Samuel Rodríguez Moreno, por no haber dictado, girado, instruido, alguna orden de detención, presentación, privación legal, aprehensión”.
Rodríguez Moreno hizo notar que si bien la funcionaria argumentó ante el juez la secrecía y la reserva de la investigación para no enviarle el expediente, “ya hizo todo un escándalo nacional en mi contra y de mi familia, lo que hace evidente que su pretensión es inventarme un delito y traer en los medios de comunicación mi nombre y el de mi familia como un distractor mediático para ocultar, por así convenirles, las verdaderas causas del asesinato de Silverio Cavazos”.
Después de ese señalamiento público contra el sobrino de Moreno Peña, el gobierno de Mario Anguiano no volvió a tocar el tema.
El 26 de noviembre de 2014, cuando se cumplían cuatro años del homicidio de Cavazos, este reportero le preguntó al procurador de Justicia, Marcos Santana Montes, sobre la suerte de la línea de investigación contra Rodríguez Moreno anunciada tres años antes por su antecesora en el puesto, a lo que respondió:
“Esa línea no ha sido agotada y obviamente nosotros no encontramos elementos suficientes para determinar que tuviera hasta este momento una relación directa con los hechos, sin embargo, como lo señalamos, estamos abiertos a que se alleguen nuevos datos a la investigación”.
Desde finales de 2011, a raíz de los señalamientos en su contra, Samuel Rodríguez emigró de Colima. Según versiones, hoy se encontraba en la ciudad porque había viajado para pasar las fiestas de Navidad y fin de año con su familia. 

Gobernantes.com

No hay comentarios.: