martes, 9 de agosto de 2016

Colocan las lluvias timbre de alerta en Edomex

Estado de México.- Las inundaciones en la calle los Serranos, de la cabecera municipal de San Mateo Atenco, pertenecientes al Edomex, son constantes. La obra, iniciada en el mes de mayo, presenta un avance lento lo que hace prever que se tengan más contingencias.
El presidente municipal de San Mateo Atenco, Cesar Serrano González, dio en mayo el banderazo de salida de las obras, en compañía de la diputada federal Carolina Monroy del Mazo, del diputado local Eric Sevilla Montes de Oca, y el delegado de la SCT, Eduardo Luque Altamirano. Pero han pasado tres meses y en la calle los Serranos del Barrio de Santa María los avances son magros.
En su discurso de inauguración de obras, el alcalde dijo: “estamos viendo lo de las inundaciones, hemos estado con varios vecinos recorriendo, porque en unos cuantos días se vienen las lluvias y estamos haciendo los trabajos preventivos para que el Barrio de Guadalupe no se inunde”… pero la zona se sigue inundando.
Pero nada ha pasado. Las lluvias llegaron y la zona se inundó. A la fecha, los trabajos se hacen con lentitud y si bien el Ayuntamiento asegura que el problema es que las autoridades federales no han resuelto el reinicio de las acciones, los pobladores son los que pagan el precio de la falta de coordinación gubernamental.
Los vecinos indican que en repetidas ocasiones han recurridos con autoridades del ayuntamiento, pero que lo que realizan no es suficiente.
Incluso señalan que son más de 20 casas las que están el peligro de inundarse, por lo que insisten en que se hagan tareas de desazolve de canales, aunque el problema estriba en que en la calle Los Serranos, con 800 metros de longitud,  apenas se han nivelado 50 metros y las lluvias siguen presentes.
En la zona pueden apreciarse máquinas paradas y apenas una cuarteta de trabajadores del Ayuntamiento quienes comentan que el problema es que “las autoridades federales ya no han hecho nada y la gente nos culpa a nosotros de los problemas”.
Uno de los trabajadores, quien solicitó el anonimato, señaló que en incontables ocasiones se ha dicho que no es adecuado hacer trabajos de renivelación de vialidades en época de lluvias, porque las acciones no sirven, ya que “se cascarean” y el agua de nueva cuenta deja todo hecho un lodazal.
Los lugareños consideraron que lo que acontece en San Mateo Atenco debe acabar, ya que mucho se ha cuidado la entrada a la cabecera municipal y la zona ribereña del Lerma, donde se colocó un cárcamo para desaguar, pero en el Barrio de Guadalupe el cárcamo con que se cuenta no sirve para sacar el agua que forma verdaderos ríos.

AD

No hay comentarios.: