jueves, 5 de enero de 2017

PLUMA NEGRA

GASOLINAZO VERACRUZANO
 
Por: José Calzada

Si bien en Veracruz, Enrique Peña Nieto no logró superar al PAN con Josefina Vázquez Mota en el verano del 2012, el PRI a través   de sus organizaciones si aportó suficientes votos para el triunfo junto con entidades como Chihuahua Durango, Michoacán y Sinaloa, para que el copetudo alcanzara Los Pinos e iniciar con la continuidad de un modelo económico que ha demostrado su ineficiencia, es por demás decir que el gasolinazo del primer minuto de este año, fue la gota que derramó el vaso del  hartazgo social de todo México a pesar de que en Veracruz el costo de la gasolina cuenta con un precio preferencial en virtud de que en su territorio cuenta con infraestructura petrolera al  igual que  Campeche, Tamaulipas y Quintana Roo y Yucatán,  unos cuantos centavos.
Las organizaciones afines que apoyaron y se batieron cuerpo a cuerpo para promover y conseguir votos para el PRI y Peña Nieto fueron entre otros las de taxistas, los antorchistas y la UGOCP que en las últimas 72 han pegado el grito en el cielo para reclamar que la atroz medida dará al traste con la economía y encamina al verdadero despeñadero.
El voto de los priístas legitimó al gobierno de Peña Nieto, los ciudadanos afines al PRI sabían que el modelo ha fracasado pero querían mantener sus prebendas como las concesiones que como organizaciones reciben desde el gobierno, ahora se dicen sorprendidos y traicionados, pero aún no se observa que abandonen las organizaciones o que se pronuncien por otras opciones políticas.
En tanto, el gasolinazo anunciado por el gobierno federal y ratificado por el propio Peña Nieto al anunciar nuevamente cambios en el gabinete, cimbra de incertidumbre y duda al país. Bloqueos carreteros, movilizaciones, hasta saqueos de tiendas y caos son los primeros sucesos de este 2017 en México. Hechos inéditos y lamentables, reacciones diversas y descontento social, enmarcan este sexenio con un presidente débil, incompetente e ignorante de la realidad del país.
En la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, los actos vandálicos y robos no se hicieron esperar y hasta esta noche han sido detenidas 14 personas quienes fueron puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado.
Sin embargo, a través de las redes sociales están convocando a estos actos delictivos y ya se han dado instrucciones de detenerlos y ponerlos a disposición de la autoridad correspondiente. Asimismo, la Dirección General de Transporte Público inició los procedimientos legales correspondientes para cancelar las concesiones a varios taxis que participaron en estos hechos delictivos. En la capital del estado y como prevención ante los saqueos, cerraron temprano tres centros comerciales, mientras que han sido vandalizadas más de 50 estaciones de servicio de gasolina en la entidad.
Se prevé que para febrero venga otro gasolinazo, sin duda un golpe artero a la ya vulnerable economía mexicana que da entrada a una marcada inestabilidad social, política y económica nunca antes vista, inhibiendo las inversiones, acentuando el repudio social hacia un mandatario que luego de cuatro días de vacacionar y al presentarse ante la Nación, saluda con un “Feliz Año Nuevo” y luego de anunciar los cambios en su gabinete, argumentó: “Comprendo la molestia y el enojo de toda la sociedad pero el incremento era inevitable, la prioridad es preservar la estabilidad económica de las familias”, mientras que en la realidad el número de pobres en México alcanzó en los últimos reportes números críticos: la población de mexicanos que viven en la pobreza pasó de 53.3 millones en 2012, a 55.3 millones en 2014.
La administración de Peña deberá enfrentar la furia popular, México merece gobernantes que atiendan las necesidades sociales, que realmente impulsen el desarrollo y la economía del país. A nivel individual habrá un aumento en el costo de vida y por lo tanto un menor nivel de bienestar y un cada vez más debilitado poder adquisitivo. Mientras seguimos insistiendo: ¡FUERA PEÑA!

No hay comentarios.: