miércoles, 15 de marzo de 2017

Enriquecimiento inexplicable de priistas, resulta muy explicable

Estado de México.- Hace unos días se ventiló que en la revisión de la cuenta pública del gobierno del estado de México del año 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), descubrió que la administración priista de Eruviel Ávila Villegas desapareció mil 943 millones de pesos de fondos y programas federales, esto por arte de magia, pero en este país esto no es nada raro, la población ya lo aceptó  y está acostumbrada a que de nada vale protestar, denunciar y menos exigir castigo, no pasa nada, las mismas autoridades son complices de este tipo de funcionarios, esto sale a resurgir porque en días pasados, también salió a la luz pública que en 40 años en el servicio público José Sergio Manzur Quiroga acumuló una fortuna de más de 85 millones de pesos, propiedades y vehículos.
El Secretario de Gobierno en el Estado de México, cuenta con un rancho, en la carretera Atlacomulco-Toluca, con zoológico y almacenes con una colección de 136 autos, principalmente de la marca Ford Mustang.
Ayer surge un nuevo escándalo de escamoteo de recursos públicos; en esta ocasión en la escena aparece un “ahijado político de los más avanzados” precisamente de Manzur Quiroga, el ex alcalde del PRI de Coacalco y ex diputado federal Roberto Ruiz Moronatti, personaje que se encumbró debido al apoyo de su tío el también ex alcalde del PRI de Coacalco y ex diputado local, Felipe Ruiz Flores e impulso de Manzur.
En la controversia Moronatti insiste en que hizo la devolución de 9.5 millones de pesos a la Comisión Nacional del Deporte (Conade) de un presupuesto que se autorizó y recibió para la construcción de un estadio de fútbol cuyo monto alcanzaría los 30 millones de pesos, y obra que nunca se intentó siquiera realizar.
La construcción estaba programada para el año 2012 en la Colonia los Héroes Coacalco, pero no hubo tal obra y el ex edil dejó la presidencia para buscar un escaño en la diputación federal y los 9.5 millones de pesos, también se esfumaron parece que este símil de estrategia funciona en la entidad con frecuencia y eficacia, en periodos electorales.
Y a 5 años del iniciar este proyecto, en el municipio de Coacalco sólo existe un terreno desolado, pero como este funcionario actuó bajo la protección de José Manzur, no hay de qué preocuparse excepto de llegar la oposición a gobernar el estado de México, ese riesgo ya lo conocen funcionarios y ex funcionarios, por lo cual ya recibieron la alerta.
De acuerdo a versión del sobrino de Felipe Ruiz los recursos federales los devolvió, sin embargo la Conade lo desmintió “No se tiene conocimiento del uso y destino del recurso que fue destinado para la ejecución de tal obra”.
No pasa nada no hay de qué preocuparse, dicen al interior del PRI, mientras Ruiz Moronatti este bajo la protección de Manzur Quiroga, este priista, es amigo de Enrique Peña Nieto presidente de México y Arturo Montiel Rojas, líderes del llamado Grupo Atlacomulco que ha gobernado por décadas el Estado de México, Por ello lleva 40 años acumulando una cuantiosa fortuna junto a su familia, al amparo de cargos públicos.
Respecto a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de los 10 mil 529 millones 453 mil pesos que ingresaron a las cuentas del gobierno estatal no se encontró el destino del 18.5 por ciento.
Y sí esto hace el gobernador que no harán los alcaldes emanados del PRI, en este país de impunidad, corrupción y descaro, la ley no alcanza a los funcionarios del PRI, pese a que este estado ya se equipará al Estado de Veracruz donde gobernó el también priista Javier Duarte.

Frg. de La Mano Negra/RM

No hay comentarios.: