martes, 16 de mayo de 2017

Vázquez Mota aspirante del PAN al gobierno del Edomex oculta nexos con el narco

Estado de México.- Una de las aspirantes a la gubernatura del Estado de México que se ha mostrado por ser de las más agresivas cuestionando y atacando a los candidatos del PRI y Morena (Alfredo Del Mazo y Delfina  Gómez respectivamente) durante los debates programados por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) ha sido Josefina Vázquez Mota candidata por el Partido de Acción Nacional (PAN).
Sin embargo, ella también se mantiene en el ojo del huracán debido a los recursos que recibió por parte del gobierno federal para sus actividades en la fundación “Juntos Podemos” y, aunque ha sido cuestionada en diversas ocasiones al respecto, también se le ha relacionado a ella y a su familia con el lavado de dinero y la creación de empresas fantasma.
De hecho, algunos militantes señalan que las acusaciones contra Vázquez Mota manchan la imagen del PAN; y es que  personajes que participaron en la cercanía  de ésta en la campaña presidencial de 2012, posteriormente fueron ligados al lavado de dinero; situación que los priistas y morenistas seguirán utilizando en contra de Acción Nacional, no sólo en el Estado de México, sino para la elección presidencial del 2018.
Cuando el economista Heriberto Félix Guerra fue titular de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) a designación del entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa; también se nombró como funcionario a Luis Ignacio Muñoz Orozco, quien se convirtió en el principal operador de Félix en esta secretaría, pero Muñoz Orozco era propietario de las tiendas María Ferré y fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Culiacán.
Durante el mes de mayo de 2012, un escándalo se hizo viral entre el entonces Gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, y Luis Ignacio Muñoz Orozco quien a nombre del entonces titular de SEDESOL, le ofrecía bajar 500 millones de pesos en programas para su Gobierno, a condición de canalizar 250 millones a la campaña de la entonces candidata presidencial, Josefina.
Al terminar la elección, Luis Ignacio Muñoz Orozco con un despacho de consultoría en políticas públicas mediante el cual brinda asesorías a gobiernos locales, consiguió junto con su equipo de técnicos que trabajaron en SEDESOL, brindar apoyo al alcalde de la capital de Ecuador.
De acuerdo con el alcalde de Quito, Mauricio Rodas; Luis Ignacio Muñoz Orozco era un alto funcionario del gobierno del presidente Calderón y un estrecho colaborador de Josefina Vázquez Mota cuando ésta fue candidata presidencial en 2011 y 2012.
Sin embargo, en una operación de la agencia de seguridad en los Estados Unidos, denominada “Fashion Police” en Los Ángeles, California, con el fin de desarticular una red de lavado de dinero del cártel de Sinaloa, resultó como principal inculpado, Luis Ignacio Muñoz Orozco, el propietario de las tiendas María Ferré en el operativo fueron detenidas nueve personas e incautados 65 millones de dólares en efectivo y mercancía.
Hasta el momento, Luis Ignacio regresó a México y ninguno de estos hechos fue tomado en cuenta para hacer  justicia, fue acusado por la Administración para el Control de Drogas (DEA) como uno de los principales lavadores de dinero del Cartel de Sinaloa. Se dice continúa protegido y  cerca de sus amigos, lo riesgoso es que, de acuerdo con los operadores políticos, éste continúa cerca de Josefina Vázquez Mota, aspirante al gobierno mexiquense.

Periodico Supremo

No hay comentarios.: