miércoles, 7 de junio de 2017

Carta abierta de periodistas de Sinaloa por crímenes del gremio

Un mensaje firmado por 274 periodistas de Sinaloa hizo un llamado al gobierno federal y estatal para que "hagan su trabajo. Honren la palabra y corran el riesgo de gobernar" en el contexto de los asesinatos cometidos contra trabajadores de los medios y ataques a la libertad de expresión, el último de ellos ocurrido el 15 de mayo pasado contra Javier Valdez. 

A continuación el texto íntegro:  

Enrique Peña Nieto, Presidente de México.
Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación
Raúl Cervantes Andrade, Procurador General de la República.
Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, Titular de FEADLE.
Quirino Ordaz Coppel, Gobernador de Sinaloa.
Juan José Ríos Estavillo, Fiscal General de Sinaloa.
Jesús Valdés Palazuelos, Alcalde de Culiacán.
Alcaldes de los 18 municipios
Hemos imaginado un Sinaloa distinto y creemos que nuestro trabajo periodístico contribuye a construirlo. No vamos a dejar que nos lo arrebaten, ni de la imaginación.
Hemos dicho tantas veces YA BASTA, por crímenes de periodistas y ataques a la libertad de expresión, resoplando en manifestaciones y marchas, encarando a las autoridades, siempre sin obtener respuestas.
Nosotros gritamos YA BASTA porque creemos en la palabra, trabajamos con ellas todos los días, no vamos a permitir que otra vez se repita la historia de impunidad, sólo porque para ustedes las palabras dejaron de existir como compromiso y acción.
Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Raúl Cervantes Andrade, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, Quirino Ordaz Coppel, Juan José Ríos Estavillo y Jesús Valdés Palazuelos están obligados a dar respuestas ciertas sobre el asesinato de Javier Valdez.
No vamos a permitir que otra vez se hagan los sordos y ciegos, resguardándose tras la careta de una solidaridad fingida, porque se debe dar justicia, verdad y la no repetición de las agresioneas.
Los periodistas somos incómodos tanto para el poder legítimo, como para el oscuro del crimen, porque siempre y en todo lugar encontraremos cómo evidenciarlos cuando sus acciones amenacen el bien común.
Si los periodistas callamos, si decidimos por miedo guardar silencio, la sociedad estaría perdiendo una conexión importante sobre lo que ocurre en su comunidad y ciudad. Hay hechos tan complejos, terribles y lastimosos como la corrupción y el narcotráfico que sin el trabajo profesional del periodista, difícilmente podrían conocerse, comprenderse y evidenciarse de cualquier otra forma.
Nuestra profesión ofrece riesgos y los aceptamos, al final en Sinaloa, como dice Javier Valdez, el mayor peligro es estar vivos, pero es inadmisible que en las agresiones y crímenes esté involucrado el gobierno, por complicidad y corrupción, o por omisión al presentar una investigación ministerial incompleta.
Ya basta, insistiremos. Si cada ciudadano no tiene paz, ustedes tampoco merecen tenerla.
Hagan su trabajo. Honren la palabra. Corran el riesgo de gobernar. Asuma el miedo. Nosotros lo estamos haciendo.

La Jornada

No hay comentarios.: