sábado, 24 de junio de 2017

Homenaje a Miroslava Breach a tres meses de su asesinato

  • Queremos menos lengua y más trabajo, reclamo de los asistentes en la Cruz de Clavos
  • Los ataques a periodistas son ataques a la democracia; exigen al Estado resolver el crimen
Ciudad Juárez, Chih.- Familiares, amigos y compañeros periodistas de Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada y colaboradora del extinto diario El Norte de Juárez, se manifestaron en la ciudad de Chihuahua al cumplirse este viernes tres meses de su asesinato.
A la protesta asistieron el relator de libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, y el representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab.
Desde temprano, comunicadores y defensores de derechos humanos se manifestaron en la Cruz de Clavos, frente al palacio de gobierno estatal, para demandar justicia y que se capture a los responsables del homicidio, pues a tres meses no hay detenidos. Queremos menos lengua y más trabajo, expresaron los asistentes.
En el sitio, Jan Jarab y Edison Lanza colocaron una ofrenda floral en honor a Miroslava Breach, asesinada a balazos el 23 de marzo pasado, cuando salía de su domicilio.
El relator especial de la CIDH expresó, luego de colocar la ofrenda en una cruz con clavos que representa a las víctimas de género en Chihuahua, que con cada crimen de periodistas que se comete en el mundo se priva a la sociedad de recibir información importante.
Afirmó, además, que el organismo que representa exige al Estado (Mexicano) que cumpla con su obligación de investigar y resolver el crimen de Miroslava Breach Velducea.
Manifestó que los periodistas tienen el derecho a desarrollar un trabajo libre de temor y sin sufrir agresiones físicas, judiciales o censura indirecta como comúnmente se ejerce desde los grupos de poder. El Estado debe proveer de los mecanismos más efectivos para prevenir ataques y amenazas.
En el caso de Breach Velducea, añadió, el gobierno debe investigar el caso siguiendo la línea lógica de que su muerte obedece a una represalia por el ejercicio de su profesión, identificar a los autores materiales e intelectuales, y explicar a la sociedad por qué asesinaron a Miroslava.
Los ataques a periodistas son ataques a la democracia, pues son los profesionales de la información quienes generan la crítica mediante la información que revelan, como el caso de Miroslava Breach, quien cubrió la realidad de los grupos más vulnerados, las luchas por conquistar derechos largamente negados y a los grupos del crimen organizado que infiltran al Estado y a los sistemas políticos, afirmó el relator especial de la CIDH.
Frente a decenas de periodistas de la capital del estado que acudieron a rendirle un homenaje a Miroslava para exigir justicia añadió que no se puede ejercer el periodismo sin la garantía de derechos a los comunicadores.
Calificó los asesinatos de periodistas como un ataque aberrante a la información, al periodismo independiente y al derecho de que los comunicadores realicen su trabajo libre de amenazas.
Durante el homenaje también se alzó la voz por los casos de Jesús Adrián Rodríguez Samaniego –reportero del grupo Radio Divertida, de esta ciudad– y del corresponsal de La Jornada en Sinaloa, Javier Valdez Cárdenas, asesinados por su trabajo periodístico.
Rolando Nájera, amigo y compañero de Breach Velducea, leyó un pronunciamiento, en el cual exigió a las autoridades estatales resultados convincentes y claros en torno al asesinato de Miroslava, con base a los recursos utilizados y a la recompensa de un millón y medio de pesos ofrecida por la Procuraduría General de la República, (PGR).
Luego del crimen de Miroslava, el periódico local El Norte de Juárez, donde colaboraba, cerró sus ediciones impresa y digital, con el argumento de que la violencia afectaba a sus operaciones.

La Jornada

No hay comentarios.: