miércoles, 12 de julio de 2017

Deshecha INE quejas contra Del Mazo y PRI por OHL y tarjetas de "Salario Rosa"

Ciudad de México.- Las quejas contra Alfredo Del Mazo y el PRI, por presunto financiamiento ilegal de la constructora española OHL y por la entrega anticipada de las tarjetas de “Salario Rosa”, presentadas por el partido Morena y la organización Ahora, fueron desechadas por la Comisión  de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).
Los consejeros descartaron que OHL triangulara recursos  a la campaña del candidato del PRI al gobierno del Estado de México, sin embargo, detectaron diversas irregularidades que serán notificadas a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y  la Procuraduría General de la República (PGR), entre otras instancias.
En votación dividida, el órgano fiscalizador electoral declaró improcedentes las quejas sobre la ilegalidad en la entrega de tarjetas que realizó el PRI en las elecciones del Edomex y Coahuila.
Las quejas fueron declaradas infundadas e improcedentes porque no se fundamentó la ilegalidad de los hechos.
En tanto, el consejero Ciro Murayama explicó que no se encontraron elementos de que hubiera una relación en materia electoral presentadas por Morena y Ahora a la Unidad Técnica de Fiscalización (UTF).
La denuncia reportó que a través de triangulaciones de recursos obtenidos en concesiones carreteras, la constructora española aportó mil 600 millones de pesos a la campaña del PRI mexiquense.
Agregó que pese a que las quejas se declararon infundadas, se aprobó dar vista a PGR, ASF así como a la contraloría interna de Banobras y la contraloría interna del Estado de México para que abunden más.
"Llama la atención que sea una empresa que tenga unos flujos importantes de dinero público, que se haya financiado con recursos desde el Banco de México y no la banca de desarrollo para la construcción de infraestructura…pero en materia electoral no encontramos elementos”, destacó.
En tanto, sobre las “tarjetas rosas” aunque los consejeros definieron declararlas infundadas por mayoría de tres votos contra dos, a parecer de Murayama el reparto de las mismas fue un condicionamiento indebido en programas sociales.
El consejero adelantó en declaraciones al periódico Reforma que este viernes, en el Consejo General del INE, intentará se discuta de nuevo el caso con el fin de tener la opinión de todos los consejeros electorales.

No hay comentarios.: