viernes, 22 de febrero de 2013

Reconoce Senado al Ejército con charola de plata

Ciudad de México.- En la sesión solemne en el Senado, con motivo del centenario del Ejército mexicano, el presidente de esa cámara legislativa, Ernesto Cordero, entregó al secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, una charola de plata, como reconocimiento de esta cámara al desarrollo de la institución castrense.
En su discurso, el presidente del Senado reconoció la labor del Ejército en sus 100 años de vida y destacó que en los últimos años su acción “valerosa y firme” impidió que la delincuencia siguiera creciendo impunemente y se apoderara del país.
En presencia del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, Cordero afirmó que el Ejército es y seguirá siendo el pilar de la seguridad nacional de México.
“Nuestros soldados también han protegido a nuestras familias ante el violento embate de los criminales, en años recientes cuando las policías de buena parte del país se vieron rebasadas por la delincuencia, el Estado mexicano tuvo en el Ejército a una institución con la fuerza moral necesaria para contener y combatir esta brutal amenaza.
“El debate político sobre el papel de las fuerzas armadas en esta lucha puede ir y venir, lo único cierto es que la acción valerosa y firme de nuestros militares impidió que la delincuencia siguiera creciendo impunemente y se apoderara del país, por eso las fuerzas
armadas son y seguirán siendo el pilar de la seguridad nacional de nuestra patria”.
Cordero también se comprometió con las fuerzas armadas para que continúe la transformación y reforzamiento de las condiciones de los militares como becas para sus hijos, mejor equipamiento y la oportunidad de construir un mejor patrimonio.
El legislador, y la secretaria de la Mesa Directiva, la priista Lilia Merodio, hicieron una breve reseña de la historia de las fuerzas armadas, así como un recuento de los secretarios de la Defensa desde 1913 a la fecha.
En la ceremonia se encontraban generales en retiro y un centenar de militares, así como gran parte del gabinete del gobierno federal.
Al término de la sesión solemne, Peña Nieto y militares se tomaron fotos con numerosos senadores de todos los partidos.
Las graderías de esta nueva sede senatorial se vistieron de verde olivo al albergar a decenas de militares en activo y en retiro que acudieron a esta ceremonia solemne.

La Jornada

No hay comentarios.: