jueves, 24 de julio de 2014

Exigen a Eruviel Ávila Villegas responda por homicidios

Estado de México.- Diputados locales y federales del PRD calificaron como demoledor para el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, el informe del INEGI sobre homicidios violentos en México durante el 2013, donde dicha entidad figura en el primer lugar con 3 mil 280 homicidios.
Los diputados Esthela Damián Peralta, Efraín Morales López y Daniel Ordóñez Hernández, así como el diputado federal Carlos Augusto Morales, demandaron a Eruviel Ávila que responda por esas más de tres mil muertes que, todo hace indicar, aumentarán en 2014.
Hicieron un llamado al gobernador mexiquense para que también responda por la ineptitud mostrada para abatir los índices de inseguridad en la entidad, ello a pesar del aumento en la asignación de recursos federales desde el inicio de su administración y el apoyo que ha recibido del Gobierno federal con estrategias de seguridad en las que han participado las secretarías de Gobernación, de la Defensa Nacional, Marina y Procuraduría General de la República.
Al respecto, afirmaron que no hay justificación al elevado número de muertes en la vecina entidad puesto que en 2011, el estado de México obtuvo recursos del orden de los 452.1 millones de pesos (mdp), de los cuales 338.5 mdp correspondieron al Subsidio a los Municipios y demarcaciones territoriales del Distrito Federal para la Seguridad Pública (SUBSEMUN) y 113.6 mdp al Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP).
Los legisladores del PRD aseguraron que para el presente ejercicio fiscal, por concepto del FASP, el Estado de México contará con 123 millones, 228 mil 326 pesos, “queda claro que pese al incremento constante de recursos federales, los índices delictivos han seguido a la alza desde el inicio de la gestión de Eruviel Ávila. Por si aún había alguna duda, ahí están ahora las cifras del INEGI”, expresaron.
Aseguraron que lejos de celebrar la disminución de homicidios violentos en México durante 2013, el presidente Enrique Peña Nieto debió expresar su profunda preocupación por el clima de violencia e inseguridad que priva en un estado gobernado por el PRI.
No descartaron que el mandatario mexiquense tuviera un adelanto de lo que le deparaba el informe del INEGI y por eso anunció su sistema de recompensas de hasta 500 mil pesos que ofreció a quienes aporten información para localizar y detener a seis narcotraficantes y a los 10 delincuentes más buscados en la entidad.
“Lo único que hizo fue mostrar la desesperación que le invade ante los altos índices delictivos que aquejan al territorio mexiquense, así como el fracaso de las estrategias locales y federales para abatirlos. La delincuencia ha rebasado a Eruviel y lo peor es que ya se le acabaron las fórmulas para resolver este grave problema”.
Al reclamo de los mexiquenses por una mayor seguridad, le recomendaron al gobernador del estado de México empezar con la destitución del procurador de Justicia, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, y del secretario de Seguridad Ciudadana, Damián Canales Mena, quienes simplemente no han podido con el paquete de la inseguridad.

No hay comentarios.: