jueves, 18 de diciembre de 2014

Reality mexiquense

AGUAS CON ABONOS CHIQUITOS

Ante la proliferación de establecimientos comerciales a nivel nacional que ofrecen a la venta sus productos y servicios en un esquema de pago a plazos, con la promesa de entrega, a través de un reducido “enganche” o con pagos periódicos que aparentemente no resultan demasiado gravosos al consumidor, es necesario establecer medidas para proteger a los consumidores, quienes por falta de dinero compran productos a plazos con la promesa de “abonos chiquitos”, pero que resultan más onerosos y engañosos.
Actualmente existen excesos por parte de los vendedores de bienes y servicios,  ya que los contratos no especifican los cobros exactos, sobre todo porque algunos consumidores no son ampliamente informados sobre las consecuencias de sus compras y de un eventual atraso en los pagos.
Por eso para frenar abusos en contra de los consumidores que, el diputado federal Diego Sinhué Rodríguez Vallejo presentó una iniciativa para reformar el artículo 66 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, que incluya más candados para proteger la economía familiar ante las ventas engañosas.
Generalmente los vendedores no les aclaran las consecuencias de un eventual retraso; si por alguna circunstancia se atrasan un poco en los pagos, no entienden completamente por qué pagan intereses o comisiones tan elevadas que desconocían. Al final descubren que pagaron mucho más dinero por el producto de lo que ellos pensaron.

No hay comentarios.: