martes, 14 de abril de 2015

Antena para inhibir llamadas en Cereso afecta a vecinos, denuncian

Morelia, Mich.- Colonos de Ocolusen exigieron al gobierno estatal y a las autoridades penitenciarias, solucionen el problema de comunicaciones que se registra en la zona aledaña el viejo penal, tras la instalación de una antena que presuntamente inhibe la salida de llamadas de celular de la prisión.
Sin embargo, los quejosos indican que pese a la instalación de la antena, aún salen llamadas del penal.
El problema ya registra más de tres semanas y afecta de una decena de calles que se encuentra en torno a la cárcel vieja. Pero no sólo son colonos, también la Conagua, Toyota, el Hospital de la Mujer, el Club Britania y lo más paradójico, el Sindicato de Telmex, se encuentra afectado en sus frecuencias.
Según Rafael Galván, líder vecinal de Ocolusen, la instalación de la antena en el penal ha provocado que se pierda la señal de Internet, se bloqueen las llamadas a celular y otras telecomunicaciones.
Calles como José María Marroquí Francisco Peñuñuri, Avenida Acueducto, Victoria Zepeda, Rafael de la Vega y José Justo Álvarez, se encuentran sin señal de Wi-fi, radio, telecable y de telefonía celular. "No sabemos si es una cuestión de reorientacion de la antena o si tiene alguna falla técnica, pero el caso es que ya tenemos más de tres semanas que no podemos accesar a Internet y en muchos casos ya registramos pedidas", acusa uno de los vecinos afectados.
Los colonos se entrevistaron con el director del viejo penal, Francisco Otero Mendonza, quien les pidió una solicitud formal para hacerla llegar a sus superiores. Los colonos advirtieron que de no tener respuestas favorables, realizarán una toma simbólica de las puertas de acceso del penal.
"No estamos en contra de la instalación de la antena, sólo queremos que técnicamente la acondicionen para el uso exclusivo del penal, sin afectar a terceros", indicaron. La instalación de la antena tiene como objetó impedir que se realicen llamadas desde el interior del penal para evitar actos delincuenciales. Sin embargo, en varias pruebas hechas en las puertas de acceso, las llamadas a celular entren y salen sin problema.
"Los internos no tiene porque contar con celulares. La ley lo prohíbe. Que las autoridades del penal hagan su trabajo y eviten que en el interior de la cárcel hayan celulares", remarcaron los quejosos. Manifestaron que en muchos casos de han tenido que adquirir aparatos y contratos con diversa compañías de internet y telecable, pero el problema persiste.

No hay comentarios.: