sábado, 6 de junio de 2015

Siguen denuncias por campañas negras y agresiones

Estado de México.- En las últimas 24 horas fueron baleadas las casas de campaña de los candidatos del PRI a la presidencia municipal de Jilotzingo y la de Naucalpan por desconocidos que atacaron las sedes municipales, sin que se hayan reportado heridos.
De acuerdo a reportes policiacos, la casa de la candidata priista Guadalupe Casilda Martínez Silva, fue atacada por cuatro sujetos armados que irrumpieron en el lugar, despojando de celulares, papelería y equipo de cómputo a personal y miembros de la planilla tricolor, para después darse a la fuga.
En Naucalpan dos sujetos entraron al inmueble donde se ubica la sede de campaña de David Parra y preguntaron por éste, pero la gente no los dejó pasar y comenzaron a disparar sobre el automóvil de unos notificadores del IEEM que se encontraban en el sitio.
Los primeros hechos se registraron, en el comité de campaña que se ubica en el paraje El Jazmín camino a San Miguel, de la comunidad de San Miguel Tecpan, cuando un grupo de sujetos armados irrumpieron en el comité de campaña y lanzaron varios disparos al aire para atemorizar y amagar a la gente.
La mayoría de los que estaban en el lugar eran integrantes de la planilla de la candidata priista.
Guadalupe Martínez Silva, candidata del PRI, informó que este es un modo de intimidación de los panistas, debido a que la planilla priista se encuentran arriba en las preferencias electorales.
Explicó que los sujetos les quitaron sus celulares, papelería y equipo de cómputo, para posteriormente darse a la fuga a bordo de dos camionetas tipo pick up.
Al lugar arribaron elementos de la policía estatal y personal del centro de justicia de Nicolás Romero, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.
En Naucalpan se registró el segundo ataque a la casa de campaña del PRI donde se encontraban dos notificadores del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), quienes resultaron ilesos, luego de que la unidad en que viajaban recibió los disparos.
Dos hombres desconocidos hicieron disparos frente a la casa de campaña de David Parra Sánchez, candidato del PRI a la alcaldía de Naucalpan, ubicada en las calles Valle de Jilotepec y Valle de Solís, colonia El Mirador, en la cabecera municipal.
Morena acusa uso ilegal de su logo
Por su parte el PRD informó que el candidato del PRI a la alcaldía de Temascaltepec, Noé Barrueta Barrón, fue detenido la madrugada de ayer viernes, cuando presuntamente ofrecía dinero a ciudadanos y entregaba utilitarios en la población de Tequesquipan de ese municipio, por lo cual fue denunciado ante las autoridades estatales, pero quedó en libertad.
Por su parte, el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Estado de México, acusó el uso ilegal de su logotipo para promover encuestas a favor del PRI en diferentes municipios del estado, supuestamente firmadas por su partido.
Ambos partidos exigieron a las autoridades actuar con imparcialidad, investigar las denuncias que se presenten, no ensuciar el proceso electoral y garantizar que los comicios se desarrollarán en paz y no se recurrirá a delitos, ni a irregularidades para inhibir el voto.
Pedro Zenteno, líder de Morena en el Estado de México, acudió a la fiscalía para denunciar que detuvieron a dos jóvenes, quienes hacían encuestas para una supuesta empresa GEC, con una tendencia favorable al PRI que las entregaba casa por casa en los municipios de Atizapán de Zaragoza, Texcoco, Ecatepec, Cuautitlán Izcalli y Huixquilucan, donde tienen una fuerte presencia. Los muchachos, dijo, les señalaron que la empresa los contrató.
Explicó que entre las pruebas que presentaron están: testimonios y copias de las encuestas que se empezaron a distribuir desde el domingo y que sospechan es obra del PRI para inhibir la votación y generar la idea acerca que la elección ya está resuelta a favor de ese partido y firmados por Morena, como si avalaran esos datos.
Por su lado, el candidato del PRD a diputado federal Leonardo Benítez y actual legislador local, refirió que la noche del jueves, cuando se trasladaba junto con sus colaboradores, pasaron por Tequesquipan y detectaron varias unidades con utilitarios, y al candidato Noé Barrueta, quien, aseguró, ofrecía dinero a la gente y estaba por repartir enseres, mientras algunas personas anotaban los nombres de quienes recibían los utilitarios, por lo cual bajó de su vehículo y reclamó al priísta.
Sin embargo, Barrueta afirmó que había una fiesta, aun cuando Benítez asegura que no había mesas, ni sillas, ni música, por lo cual pidió la intervención de la policía y los elementos trasladaron al candidato tricolor a la Procuraduría, quien tras rendir su declaración fue dejado en libertad y la denuncia se turnó a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, por lo cual el perredista reprochó que la Procuraduría trata de encubrirlo.

No hay comentarios.: