jueves, 10 de septiembre de 2015

Se quejan choferes de transporte público

Estado de México.- "Hay un dicho que dice: el operador del transporte público tiene un pie en el panteón y otro en la cárcel", así es como un chofer resumió el riesgo al que los trabajadores del volante están expuestos todos los días.
Relató que tienen jornadas laborares de hasta 14 horas, están propensos a los accidentes de tránsito, asaltos y a las enfermedades, y todo esto por un sueldo que apenas rebasa el salario mínimo.
Los operadores del valle de Toluca lamentaron que a pesar de ello, la ciudadanía y las autoridades los juzguen peor que delincuentes.
"Un operador debe andar malcomido y pararse a las 04:00 de la mañana, para dejar de trabajar a las 09:00 o 10:00 de la noche. Estamos trabajando 14 horas. Al igual que el resto de la gente, salimos a ganarnos el pan de cada día, estamos mal juzgados, peor que los criminales y finalmente nosotros somos operadores", expresó Sergio Salgado, chofer.
Denunciaron que diariamente deben lidiar con pasajeros conflictivos, agentes de Tránsito abusivas que cobran infracciones exageradas e injustificadas, pero además transeúntes que no respetan los señalamientos de tránsito o no usan los puentes peatonales.
"Hay gente que, estamos en el semáforo y brincando el semáforo, nos piden la bajada. En la República somos el peor estado, no se respetan ni los señalamientos, ni nada. He ido a otros lugares y la gente te espera sobre las paradas, formadas y aquí la gente está acostumbrada a que vayamos subiendo pasaje a cada mitad de cuadra, esos implica accidentes", dijo Sergio.
"A veces tenemos mal carácter, lo reconozco, hay una mala contestación de las personas a la hora que hacen la parada, las subidas, uno trata de brindarles el mejor servicio y hay gente que te lo agradece, hay quienes no te lo valoran, hay de todo, y como trabajador del volante invito a la gente a que use los cruces peatonales, los puentes peatonales", añadió Manuel Peñaloza, operador.
Comentaron que tanto los pasajeros, como ellos, son víctimas de la delincuencia.
"Han vagos que si no les da uno una gratificación han llegado a asaltar a los compañeros, ser un operador es un trabajo muy riesgoso", comentó Germán, uno de los choferes.
Reconocieron que en ocasiones van de prisa, pues algunas empresas les cobran una multa por retardos, muchas veces causados por obras viales, manifestaciones y operativos de seguridad.
"Es por los operativos que están haciendo, nos afectan porque de pronto nos paran y nos retrasan, nos cobran el tiempo, nos cobran 50, 100 pesos por cinco minutos de retraso", dijo Germán, uno de los choferes.
Los choferes coincidieron que es necesario que se impartan cursos a los peatones, usuarios y operadores, para generar educación vial, pues muchas veces la falta de esta cultura, es la causante de los accidentes "y casi siempre se responsabiliza al chofer"
"Estamos expuestos a accidentes, a asaltos, a enfermedades, es algo que nos tocó hacer, trabajamos con gusto porque en nuestras manos hay muchas vidas, pero tenemos familias y buscamos la forma de salir adelante", expresó Manuel.

No hay comentarios.: