sábado, 30 de enero de 2016

Comisión Especial se reunirá con familiares del normalista Julio César Mondragón

Ciudad de México.- La Comisión Especial para las investigaciones y seguimiento a los resultados del GIEI, relacionadas con los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, a alumnos de la escuela normal rural de Ayotzinapa "Raúl Isidro Burgos" acordó reunirse con familiares del normalista Julio César Mondragón para conocer su demanda de realizar pruebas de ADN al cuerpo exhumado del joven.
Esto, como respuesta a la solicitud que hicieron los familiares, mediante una carta enviada a la comisión especial, para poder sostener una reunión de trabajo en la que expongan también sus diversas inquietudes respecto a análisis ya hechos al cuerpo, presuntamente perteneciente al normalista.
La presidenta de la comisión especial, diputada María Guadalupe Murguía Gutiérrez (PAN), precisó que el pasado 4 de noviembre fue exhumado el cuerpo para practicar las periciales, incluyendo la de ADN, la cual hasta la fecha no se ha efectuado.
“Hay disposición, se trata de escucharlos, ellos quieren hablar del conocimiento que tuvieron de los hechos, como familiares, y pedir el apoyo del Congreso para que la Procuraduría agilice las diligencias periciales de ADN”.
De igual forma, Murguía Gutiérrez informó que solicitarán a Jaime Solís Robledo, ex director de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, reunirse con la comisión especial, el próximo 10 de febrero, para que precise el contenido de su libro “Ayotzinapa y yo”, texto en el cual denuncia distintas anomalías que podían observarse al interior de ese plantel.
Dio a conocer que además prevén visitar en febrero el estado de Guerrero, para reunirse con la comisión especial homóloga del Congreso local, para intercambiar datos y avances respecto a la investigación de los hechos.
De igual forma, buscarán tener un encuentro con los padres de los jugadores del equipo de Tercera División “Los Avispones de Chilpalcingo”, para conocer sus testimonios sobre los sucesos ocurridos la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.
En otro momento, los integrantes de la comisión especial aprobaron elaborar el formato bajo el cual se regirá una reunión a sostener con los militares que se encontraban el día de los sucesos en las instalaciones del 27 Batallón de Infantería, ubicado en Iguala, y que se entregará a la Secretaría de la Defensa Nacional para su aval.
Dicho formato se someterá a votación de la comisión especial el próximo miércoles y precisará las intervenciones, temas y demás cuestionamientos que se le harán al grupo castrense, pero sin que esto “sea un ejercicio para crucificar a los militares”.
El diputado Víctor Manuel Sánchez Orozco (Movimiento Ciudadano) dijo que la reunión que mantendrán con los elementos del Batallón del Ejército de Iguala no debe ser limitada a una participación de cinco minutos por legislador, ya que esto sólo serviría para la presentación inicial.
Agregó que esta reunión debe durar el tiempo necesario para poder dialogar con todos los militares pues de lo contrario sólo se estaría cumpliendo con un requisito, y solicitó a la presidenta de la comisión invitar al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) a participar en este encuentro.
La diputada Araceli Damián González (Morena) pidió que en la reunión se incluya a los elementos que operaban, los días 26 y 27 de septiembre del 2014, el Centro de Comando de Comunicaciones y Cómputo de Iguala, es decir al personal del Ejército en el C4 de esa ciudad.
Aclaró que la intención de sostener este diálogo con los elementos castrenses es que estos puedan expresar sus versiones de los hechos. Apoyó que el GIEI sea integrado a esta reunión, toda vez que los padres de los jóvenes así lo han solicitado.
En tanto, el diputado José Alberto Couttolenc Buentello (PVEM) sugirió desechar el formato de la reunión, ya que no está entre las atribuciones de la comisión “crucificar al Ejército”, sino vigilar a las instituciones correspondientes para realicen de manera correcta las investigaciones y dar seguimiento a sus resultados.
“Creo que en lugar de ayudar se entorpecerá el proceso, pues ya nos reunimos con el secretario de la Defensa y los elementos ya rindieron sus declaraciones ante la autoridad”, expresó el legislador.
La diputada Cristina Ismene Gaytán Hernández (PRD) propuso formular diez preguntas que logren abonar a las investigaciones realizadas por el GIEI.
Indicó que no tiene sentido y de nada sirve que los integrantes del batallón brinden información que ya dieron a sus generales.
El diputado Víctor Manuel Silva Tejeda (PRI) mencionó que al no existir acuerdo en el diseño de la reunión con los elementos militares, es necesario un modelo que permita dar seguimiento de este caso tan importante.
Aseguró que los integrantes de esta comisión especial en San Lázaro “se encuentran en el mejor ánimo de concretar avances para la investigación”.

No hay comentarios.: