miércoles, 27 de enero de 2016

PGJEM protege a vendedores de autos de dudosa procedencia

Nezahualcóyotl, Méx.- La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) se ha caracterizado por dejar pendientes las Carpetas de Investigación y de fabricar culpables para cerrar otros casos; mientras que la Justicia que debe ser Efectiva y de Excelencia sólo pasa ser un eslogan más para la autoridad Judicial.
Tal es el caso del ciudadano Jaime Tamayo Pineda quien viajaba en calles de este municipio  a bordo de su camioneta Pontiac Transport modelo 93 color azul eléctrico, que era conducida  por su adolecente hijo Adrián Tamayo Ramírez, cuando fueron acusados de haberse robado la unidad por un sujeto de avanzada edad.
Pese a señalar que la unidad la compro a un particular, el que hoy se sabe se llama José Ayala Marcial, lo acusa de habérsela hurtado, por lo cual fue detenido y puesto a disposición de la autoridad| competente.
Previo a la compra de la camioneta se checaron los documentos previamente revisados por policías ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), quienes señalaron que la unidad no tenía reporte de robo-, pese a ello, Jaime Tamayo y su hijo fueron remitidos  con todo y camioneta a las galeras del Centro de Justicia La Perla.
Allí, los elementos de la policía ministerial golpearon a Jaime a quien forzaron para que se confesara como jefe de una supuesta banda de roba coches y que proporcionara los nombres de sus cómplices, en tanto que Adrián su menor hijo, fue conducido a reclusión para menores infractores en Nezahualcóyotl, y la camioneta fue regresada a José Ayala Marcial, al comprobar  que si había levantado el acta correspondiente por robo con violencia.
Los datos de la unidad nunca fueron subidos de manera oportuna a la base de datos  de vehículos robados de la PGJEM.
Jaime como pudo logro salir y se inconformó levantando una carpeta de investigación por fraude en contra de quien le había vendido la camioneta en cuestión ante el Ministerio Público de La Perla cuyo titular envió la carpeta número 595270430425113 al centro de Justicia de Chimalhuacán debido a que la compra venta se hizo allí.
La querella correspondió a la mesa uno, en donde al parecer fue “cabildeada” por el abogado del vendedor de la camioneta, quien argumentó que tanto su cliente como Jaime habían sido también sorprendidos y ambos eran compradores de “buena fe”.
El primer vendedor en su declaración dijo que la camioneta la había comprado en el tianguis de autos usados ubicado en el Bordo de Xochiaca, a un conocido que a eso de dedicaba de nombre Jesús Iván Vázquez  Martínez,  a quien se le solicitó se presentara a la mesa uno de tramites a declarar y lo hizo contradictoriamente, ya que primero dijo que la camioneta se la había pasado su cuñado Omar para que la vendiera.
En las declaraciones de los involucrados cayeron en varias contradicciones, por lo que en una segunda comparecencia  hubo más irregularidades, en cada uno de los casos ningún comprador presento Carta Responsiba la compra y venta de la unidad.
Luego de tanto ir y venir Jaime Tamayo se entrevistó con el Jefe de Departamento de Averiguaciones Previas Licenciado Edwin de Jesús Guillen Ruiz, quien afirmó que todo esto ocurrió porque no había acudido con él, que es la persona indicada y en cierta forma admitió que el titular de la mesa uno Gustavo Flores Serrano posiblemente lo habían sobornado y por eso  había mandado  la carpeta al archivo, por lo que prometió darle solución al asunto, que creía ya estaba resuelto.
Rescató la carpeta y la envió a la mesa 5 con la licenciada María Concepción “porque ella es incorruptible”, pero en ese 2014 dicha licenciada no hizo nada, sólo la etiquetó con el número económico 1469/14 y en 2015 le puso el número de carpeta administrativa 990/15.
Jaime siguió con su peregrinar, volvió a declarar en la mesa 5, porque la licenciada le dijo que estaba mal y la tenía que corregir para determinarla correctamente, además de que tenía duda de cómo hacerlo, y que iba a pedir ayuda porque tenía demasiada carga de trabajo por falta de personal en la Procuraduría.
En todo el año 2015 según la licenciada notificó a Jaime Tamayo que ya había concluido y determinado la carpeta correctamente por fraude;  que la había vinculado a proceso y que tendría audiencias en el juzgado primero penal, para un supuesto juicio oral en contra de Argenis Cristalinas y en 6 ocasiones que citó a Jaime, nunca ha existido una audiencia porque al parecer ni siquiera el acta ha llegado al juzgado y permanece aún en la mesa 5, pues en el juzgado nadie informa si la carpeta ya se encuentra a disposición del Tribunal o ni siquiera ha sido enviada por la titular de la mesa referida.Vehículos-desvalijados
En una audiencia conciliatoria con Argenis en la mesa 5 su abogado le dijo a Jaime que no tenía su defendido por qué darle otro coche de los que continúa vendiendo,  ni mucho menos regresarle el dinero porque él compró de buena fe y “que promoviera lo que quisiera”, ya que sin flagrancia de por medio, nada iba a conseguir; salieron de la mesa 5 riendo tan campantes.
¿Cuántos años más tendrán que transcurrir para que se haga justicia? Para que Jaime recupere su dinero y su dignidad. Se tiene una carpeta donde están las pruebas, incluida la confesional de un responsable de la comisión de un delito de fraude, que solo argumentando la “buena fe” no es vinculado a proceso, no paga su culpa y continúa burlándose tanto de la autoridad como del defraudado. Sigue tan campante vendiendo autos de dudosa procedencia sin que alguien haga algo al respecto.

Agencia NotiMéxico

No hay comentarios.: