jueves, 28 de enero de 2016

Pluma Negra

CONSEJERO BILLETERO
FIDELIÑA DE HÉCTORS 
 
Por: José Calzada

Hasta antes de llegar a Veracruz,  Juan Manuel Vázquez Barajas fue un asesor de medio pelo en el Instituto Federal Electoral en el Estado de México, el problema fue que llegó a Xalapa apadrinado por Marco Baños para ser consejero electoral y se convirtió ya en un dolor de cabeza para el de por sí conflictivo y conflictuado Organismo Público Local Electoral (OPLE), ya que sus influencias lo colocaron en la delicada comisión de administración.
Así es, el comisionado de Administración del OPLE, recomendado por otro consejero, empezó a hacer de las suyas con el sello de la ambición por el dinero público, el que no se gana con el sudor de la frente, por eso su insistencia en los pagos y deudas de la Sefiplan, al señor nacido en Minatitlán,  le urge disponer del dinero, claro con ciertas complicidades.
Tras el examen para la selección de los consejeros distritales  que realizó el Colegio de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y que de acuerdo a la información del propio OPLE tuvo un costo de 1.5 millones de pesos, se habla de que el comisionado de Administración habría resultado beneficiado con unos 500 mil pesos.
La solvencia del consejero de Administración le permite ser el único consejero que remodeló su oficina con los mejores mármoles y azulejos que existen en la ciudad de Xalapa para que se sienta cómodo y pueda trabajar a gusto.
Sin duda alguna, que el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas tiene olfato para el dinero, ya que sus compañeros consejeros se quejan que busca meter las narices en todas las licitaciones que de bienes y servicios que requiere la operación del OPLE para organizar las elecciones locales del próximo mes de junio.
El airado reclamo del consejero de Administración para que Sefiplan pague los nueve millones de pesos, para  renovar la flotilla de vehículos para el personal y consejeros del OPLE tiene que ver con la intención de participar del negocio, incluso se atreve a pregonar que en ese tema será en especie porque requiere una camioneta digna de un consejero.
El consejero Vázquez Barajas se ha convertido en lo  más incómodo hacia dentro y fuera del OPLE;  comentan los testigos que el empresario Manolo Fernández, quien les rentará el edificio para su nueva sede, de plano dejó de recibirlo hace ya varias semanas debido a sus constantes propuestas indecorosas.
Así es como el OPLE se encamina sin rumbo a la organización de las elecciones más delicadas de la historia reciente, como autoridad carece de toda confianza de los veracruzanos y por si fuera poco, el tema de los independientes se convirtió ya en chunga o fiebre de chikungunya; más de 70 aspirantes independientes buscan su registro, a sabiendas que no alcanzarán siquiera el registro, pero la mayoría respaldados por perversas mentes que exhiben al OPLE una y otra vez para revolver el río.
FIDELIÑA
Para nadie es un secreto que en el PRI y en la candidatura de Héctor Yunes Landa harán uso de todos los recursos a su alcance para ganar la elección de junio para una mini gubernatura de dos años; por eso no sorprende el registro no anunciado, silencioso y misterioso de su tocayo Héctor Herrera Bustamante, miembro del equipo político de Carlos García Méndez, dueño y rector de la Universidad de Xalapa.
El registro exitoso de una persona con el mismo nombre del llamado candidato de la unidad priísta y el apellido del ex gobernador Fidel Herrera obliga a una reflexión sobre el origen de la idea y del misterioso registro que seguramente puso de pelos a Yunes Landa en caso de ser un plan ajeno a él.
Una versión que beneficiaría a Héctor Yunes Landa es que, ante el registro de dos candidatos, se obliga al PRI a convocar a una precampaña en la que el otro Héctor serviría de palero para posicionar doble el nombre y duplicar la presencia de Héctor en todo el estado para después declinar, este ejercicio no es nuevo ni ilegal.
Una última versión es que el autollamado Doctor García Méndez, busque los reflectores para someter al candidato a una negociación para volver a ocupar un espacio en la administración pública, después del gris papel que ya jugó en la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario en el sexenio pasado.



No hay comentarios.: