viernes, 29 de enero de 2016

Recuerdan a las víctimas del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa

Ciudad de México.- Familiares y amigos de las víctimas de la explosión en el hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, el 29 de enero de 2015, realizaron este viernes una caminata para conmemorar el primer aniversario de su muerte.
Con flores en mano y las fotografías de las enfermeras Ana Lilia Gutiérrez, Mónica Orta y el camillero Jorge Luis Tinoco, tres de los cinco fallecidos, los asistentes levantaron una manta que decía: “Su legado perdurará para siempre”.
La caminata partió de la avenida José María Castorena, a la altura del puente del Yaqui, al hospital Materno Infantil, parte del cual quedó destruido tras la explosión de una pipa de la empresa Gas Express Nieto.
Durante la caminata, los familiares y amigos, en su mayoría de Jorge Tinoco, corearon los nombres de los tres trabajadores que murieron para salvar bebés que se encontraban hospitalizados en el momento del estallido.
El pasado 12 agosto, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales del gobierno capitalino informó que la empresa Gas Express Nieto había pagado una indemnización de 66 millones 531 mil 164 pesos por su responsabilidad en la explosión en el hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.
Destacó que con esos pagos quedó concluido el juicio de acción de responsabilidad civil objetiva que el Gobierno del Distrito Federal instauró contra Gas Express Nieto por los daños generados en el estallido del 29 de enero de 2015.
El pasado martes 10, otra pipa de esa misma empresa explotó en Tonalá, Jalisco, con un saldo de 15 personas lesionadas, seis de ellas de gravedad.
El percance ocurrió cuando una pipa con gas LP, con capacidad de 5 mil 220 litros, se impactó contra un poste de luz ubicado afuera del gimnasio Live 21, en la avenida Río Nilo, casi en el cruce con Malecón.
El impacto ocasionó la fuga del combustible, lo que ocasionó el incendio de la unidad, además de la afectación a nueve vehículos que se encontraban estacionados en el lugar y que terminaron calcinados.
El chofer de la pipa y sus ayudantes se bajaron inmediatamente del vehículo y salieron huyendo, justo cuando comenzó el fuego que alcanzó una altura de aproximadamente 50 metros.
Las personas que resultaron heridas –seis de ellas con quemaduras entre 50 y 70% del cuerpo– fueron atendidas por los Servicios Médicos Municipales de Tlaquepaque, Guadalajara y Tonalá, así como por personal de la Cruz Roja y de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos (UEPCB).
Como medida preventiva, las autoridades evacuaron a 260 personas, entre ellas 153 menores y trabajadores de la guardería “De Mamá” ubicada a espaldas del gimnasio.

Proceso

No hay comentarios.: