viernes, 25 de marzo de 2016

PLUMA NEGRA

José Calzada

Defiendan al gobernador: Karime
En días pasados el gabinete en pleno de la administración estatal fue convocado en secreto a Casa Veracruz , ahí la señora Karime Macías de Duarte hizo un enérgico llamado a los presentes y muy en especial, a la comadre del candidato al gobierno y secretaria de Protección Civil,  Yolanda Gutiérrez Carlín para que cuiden al gobernador, un difícil petición.
El mensaje de la esposa del gobernador saliente fue más allá y demandó a los empleados de alto nivel hablar bien de Javier Duarte de Ochoa a cambio del apoyo institucional del gobierno a la campaña, palabras más, palabras menos, les dijo que en Casa Veracruz se desayuna, come y cena con la lógica de que la familia sólo tiene un candidato al gobierno y es el del PRI.
Al igual que lo hiciera Carlos Salinas de Gortari en 1994 la señora pidió a los miembros del gabinete no hacerse bolas y negó categórica los rumores de que el candidato del gobierno actual sea el diputado federal, Cuitlháhuac García Jiménez del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).
Lo cierto es que, ni desde la administración pública ni desde el PRI se siente la mano firme que cohesione a todos los grupos, grupúsculos e individualismos que impiden al candidato cabalgar con holgura y sin afligirse por las alertas en la percepción pública que hasta ahora, no lo legitiman como puntero en las preferencias electorales rumbo a la jornada del 5 de junio próximo.
Aunque el acicate a los priístas del gabinete ofrecerá resultados en el primer nivel, en los mandos medios y empleados del gobierno se mantiene viva la tentación de jugársela con el candidato del Partido Acción Nacional; Miguel Angel Yunes Linares con la esperanza de mantenerse en la nómina.
Los reportes en manos del candidato del PRI, ofrecen datos con nombre, apellido y cargos de funcionarios de diversos niveles que ya han entablado relación con miembros del equipo azul, incluso algunos hasta se han mensajeado por whatsapp con el panista que controla al partido en Veracruz.
Los inquilinos de la Casa de Veracruz tendrán que aplicar nuevas y más duras medidas correctivas para demostrar al candidato que en realidad, existe disposición para ayudarlo a ganar en una elección en la que el principal problema para el partido es la mala percepción que existe en la opinión pública acerca de su actuar.
La señora Karime Macías tendrá que anexar a la petición, elementos valiosos y creíbles del trabajo que realiza el gobernador en algunas áreas para que se difundan como acciones positivas de un gobernante priísta y tratar de revertir las condiciones actuales de la opinión de un amplio sector de la población.
En tanto, al candidato le corresponde un deslindamiento total, no acordado, de lo contrario se le complicará cada vez más despegar como un ente autónomo en la competencia electoral por la mini gubernatura.
Aunque es remiso, aún hay tiempo para que Héctor Yunes replanteé dos elementos; su discurso y su equipo de campaña con el fin de mejorar su posicionamiento en la legitimación y en la estructura electoral que le promoverá y cuidará los votos el día de la elección.
Entre los priístas queda claro  que no existen coordinaciones, al menos visibles en las diferentes regiones del estado  para empezar a tejer las redes de operación que harán realidad los votos que requiere el candidato para disputar la victoria el próximo 5 de junio.
El chaneque Marlon
Marlón Ramírez no ha entendido que nunca creció como político y que no cuenta ni con la estructura ni con la simpatía entre los grupos de priístas y ciudadanos del puerto de Veracruz para inducir una candidatura a la  diputación por el Distrito XV de Veracruz Rural y se atrevió a registrar al menos a dos precandidatos que no tienen la menor posibilidad y que sólo buscan dividir al priismo y chantajear a Héctor Yunes Landa.
La semana pasada, se registraron además de la atleta Nelly Miranda que es la favorita y la que podría aportar más votos al PRI y su candidato a gobernador, los esquiroles: Ismael Reyes, Pablo Zurita e Ibrahim Ramos con el único propósito de desestabilizar la candidatura al gobierno.
El autor de esa chicanada es Marlón Ramírez quien una vez más vio derrumbarse sus sueños guajiros de ser candidato a  una diputación, circunstancia que jamás le llegará por ningún partido político porque todos conocen que su único interés es el dinero a costa del chantaje y el amague.
Los asesores del candidato deberán resolver la situación ya que ninguno de los tres varones inscritos tiene más allá de los votos de sus familias y algunos amigos, la única con posibilidades reales y no por su trabajo partidista sino por sus resultados olímpicos, es la deportista Nelly Miranda.

No hay comentarios.: